Cinco consejos para mantener la línea en Navidad

Se estima que en las fiestas navideñas se engorda una media de entre dos y cuatro kilos. En ocasiones, incluso más. ¿Hay algún modo de evitarlo sin renunciar a los buenos manjares?. Aquí tienes algunas claves para mantener la línea y salvaguardar tu figura, incluso en Navidad.

La Navidad se aproxima y las comidas y celebraciones están a la vuelta de la esquina. Como cada año, en enero, viene la báscula con la temida cifra de aumento de peso. Sin embargo, nadie se quiere privar de las viandas festivas y no hay porqué hacerlo. Siguiendo una serie de pautas que ofrecen los expertos de smartsalud.com es posible mantener la figura sin renunciar a los ricos platos navideños.

Opta por el horno y la plancha

La forma de cocinar los alimentos es un factor fundamental a tener en cuenta . Por eso, en fiestas, es mejor optar por platos cocinados al horno, al vapor o a la plancha, en lugar de fritos y rebozados.

Para brindar, mejor con bebidas de menor graduación

Las bebidas alcohólicas tienen una mayor graduación y por tanto un aporte de calorías mucho mayor. Estas calorías son conocidas como “vacías”, engordan pero no alimentan. Es aconsejable realizar los brindis y acompañar las comidas con bebidas con menos grados, como vino o cava.

Las bebidas alcohólicas que menos alcohol, carbohidratos y calorías aportan son la cerveza, el vino seco y la sidra. Las más peligrosas en cuestión calórica, los licores dulces, whisky, ron y coñac.

Si tienes que tomar dulces, mejor por la mañana

El aporte de calorías tiene que ser mayor por la mañana que antes de irse a dormir. En estas fechas el consumo de dulces aumenta de manera notable, por ello los expertos de smartsalus.com recomiendan que se consuman por la mañana en lugar de por la noche.

No dejes de lado el deporte

Es habitual no realizar ejercicio físico cuando se está de vacaciones. Los eventos y reuniones con la familia y los amigos hacen que tengamos menos tiempo para practicar deporte; no nos engañemos, siempre se puede encontrar un hueco para efectuarlo.

Según los especialistas, no es necesario seguir el mismo ritmo de ejercicio, tan solo con “escaparse” al día siguiente de haber tenido una comida copiosa, se conseguirá reducir, en la medida de lo posible, el impacto calórico.

Entre eventos, descansa el cuerpo

Una vez inmersos en el “maremágnum” de comidas y eventos navideños, parece que los días que están entre las fechas señaladas, se tenga que seguir consumiendo alimentos con altos aportes calóricos.

Es recomendable aprovechar los días entre las fechas festivas, con el fin de desintoxicar el cuerpo. En estos días es conveniente disminuir el nivel de aporte de grasas y aumentar la ingesta de frutas y verduras. EFE