Cortes de luz programados serán suspendidos hasta enero

Subestaciones son custodiadas por vigilancia privada Foto: Ramón Mariño

La Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) suspendió los cortes programados en el estado Anzoátegui durante los días que restan de diciembre, publica El Tiempo.

Así lo informó el subcomisionado de Distribución y Comercialización de Corpoelec, Hugo Márquez, durante una rueda de prensa ofrecida el pasado jueves.

El titular de la oficina regional de la compañía energética indicó que los únicos cortes que podrían ocurrir son los imprevistos, en cuyo caso  serán enfrentados por el personal de guardia.

Ante este  anuncio, José Ávila miembro del Comité de Usuarios de Puerto La Cruz, agregó que a pesar de no haber cortes programados las fallas siempre ocurren y que para atenderlas está el grupo de reacción de la Alcaldía de Sotillo.

“Aquí en Sotillo estamos preparados para cualquier contingencia en el sistema eléctrico. En diciembre siempre ocurren fallas por sobrecargas o manipulación de equipos”.

Carolina Guerra, representante del Comité de Usuarios de San Diego-El Rincón, comentó que  este mes han ocurrido dos apagones, uno de 12 horas y otro de 24, en esa zona  del municipio Bolívar y no descarta que ocurran otras anomalías en lo que resta del año.

Aseguró que las suspensiones programadas, así como las averías inesperadas afectan a los usuarios, sobre todo a quienes viven en  zonas periféricas porque la capacidad  de respuesta de la compañía eléctrica  es tardía.

“La semana pasada mi cuñado por poco se intoxica porque tuvo la planta eléctrica prendida toda la noche a causa del apagón”.

Vigilancia

Y también con respecto al tema energético, en la Gaceta Oficial número 40.220, que circuló el lunes 5 de agosto de 2013, fue publicado el Reglamento especial de zonas de seguridad del Sistema Eléctrico Nacional.

Este instrumento emanado del Ministerio de Energía Eléctrica establece las actividades permitidas en las zonas de seguridad del sistema.

Según el decreto presidencial N° 277, dicho reglamento estipula que las personas o empresas que estén  en las áreas de seguridad del sistema y servicio eléctrico serán “corresponsables conjuntamente con el Estado, de garantizar la protección de estas zonas ante peligros o amenazas internas o externas”.

Asimismo, el reglamento explica que será la Fuerza Armada, juntamente con otros cuerpos de seguridad, los responsables de velar por la integridad  de estas zonas, a fin de “impedir daños, ataques, sabotaje o deterioro a la integridad de las instalaciones del sistema”.

En dos de las subestaciones más importantes de Puerto La Cruz, como lo son Chuparín y Guaraguao, no hay vigilancia de la Guardia Nacional (GN).

Así lo corroboró El Tiempo  el  jueves 19 de diciembre de 2013.

Hugo Marquez, explicó que si bien no están presentes los efectivos castrenses, sí hay resguardo de empresas privadas.

Aclaró que los efectivos militares están ubicados sólo en las instalaciones más “neurálgicas”. Estas son Tigre I, Barcacoa I, Barbacoa II, Guanta II y en el criogénico José Antonio Anzoátegui (Jose).

En Anzoátegui no se ha comprobado ningún hecho de “sabotaje”, pese a que ha sido ampliamente comentado por voceros del oficialismo.

Laura Quiñones, enfermera, cree que el planteamiento de la intervención humana busca distraer la atención de las personas sobre la causa real de las fallas.

Cifra
280 cadenas de aisladores han sido reemplazadas por Corpoelec en las líneas de transmisión cuando salen de funcionamiento por  alguna descarga atmosférica o  despredimiento por corrosión. Así lo aseguró el subcomisionado de Transmisión de la empresa, Marlon Useche, durante una rueda de prensa ofrecida esta semana.