Los “remeseros”: Un nuevo modo de vivir

(Foto AFP)

 

 

Uno de los sistemas paralelos que han surgido con el control de cambio es el de los “remeseros”, extranjeros que se acogen al régimen de dólares preferenciales, para enviarlos a su familia y luego los cambian en el mercado paralelo. La falta de controles ha traído como consecuencia un negocio para algunos, que se aprovechan de la necesidad de mantener a las familias de origen para obtener jugosas ganancias, ya que obtienen los dólares a precio controlado y los reingresan al país a precio paralelo.

Intopress /Caracas

Normal es ver a cientos de personas haciendo colas frente a las casas de cambio, para quienes envían remesas todos los meses, pero quien recibe dólares del extranjero debe cambiarlos a seis treinta, es decir, se benefician quienes sacan el dinero del país y se perjudica a quienes los reciben.

Entre los controles que se han sugerido  se encuentran:

1) Obligar a los “remeseros” a inscribirse en el Seniat, que obtengan un registro de información fiscal; así, aproximadamente, el 70% de los “remeseros” tendrían que devolverse.

2) Obligar a pagar ISRL. Si tiene para comprar 900 US$ mensuales es porque puede pagar Impuesto sobre la Renta.

3) Obligar a que solo el 30% de sus ingresos mensuales sea destinado a remesas, es decir, como al venezolano de a pie para pedir un crédito de casa o vehículo máximo, puede dejar una cuota del 30% de sus ingresos comprobados, igual para el “remesero”. 900 a dólar 6,30 son como 6000,00 Bs. para poder pagar las remesas tendrían que tener ingresos comprobados de 18.000,00 Bs, y así cumples con el requisito de pagar impuesto.

4) Obligar a que esté inscrito en el I.V.S.S-Seguro Social, para garantizar que al menos pague la cuota ridícula para que pueda acceder al sistema de salud.

5) Obligar a que paguen la política habitacional, para contribuir a la construcción de vivienda.

6) Obligar a que esté en un registro nacional de extranjeros, para comprobar el estatus migratorio dentro de Venezuela.

Con estos detalles, minimizamos en un 90% los “remeseros” extranjeros, en especial los “remeseros” colombianos, que cada día  son más.

Mientras el venezolano tiene derecho anualmente a solo 3.000$ para viajeros y 400 US$ de Internet, el extranjero tiene derecho a 900 US$ mensuales, y mandan millones de US$ a sus países, pero de esto no se habla.

A dólar preferencial, esto significa que el “remesero” paga a Venezuela 68.040 Bs anuales; el fraude se nota, si la banca obliga a que no puedes usar cuotas de más del 30% de tus ingresos, si aplicamos la analogía, un “remesero” tendría que tener un ingreso anual de 226.800 Bs. anual, para cubrir sus gastos en el país. Con un ingreso así, el “remesero” debería declarar impuestos.