Posturas perfectas para penes pequeños (Imágenes)

Existen muchos tabúes alrededor del tamaño del pene. Y aunque a muchas mujeres nos gusta pensar que el tamaño no importa, la realidad es que sí puede ser un factor determinante en la relación con tu pareja.

Según señalan algunos estudios, el punto G se encuentra a unos 7 cm. y medio de la vagina, así que no hay razón para que no alcances el orgasmo y que tu chico no se convierta en un superhéroe en la cama.

Practiquen estas 5 posturas y consigan sacarle el máximo placer… ¡Disfruten!

En esta posición ella se acuesta boca arriba flexionando las piernas mientras levanta la pelvis. Él entre sus piernas puede penetrarla fácilmente y puede controlar el ritmo. También es una buena postura para la estimulación del punto G, aunque la mujer tiene que ser flexible para aguantar bien la posición.

En este caso, el hombre penetra a la mujer por detrás, controlando el movimiento y acariciando el clítoris con el pene mientras la sujeta de la cadera.

A medida que su pelvis se incline levemente, podrás sentir los beneficios de esta profundidad extra durante la penetración, perfecta para estimular las paredes de la vagina y el punto G.

Esta postura es parecida al misionero, pero con un pequeño cambio. La idea es que al quedar la pareja de lado, su pelvis entra en contacto con la de ella y el roce logra una satisfacción total.

Más información en Actitudfem