Valencia amaneció desolada el primer día del año

Foto El Carabobeño

Tras las celebraciones de fin de año, la ciudad amaneció tranquila y desolada en la mayoría de las calles y avenida. En distintos puntos de Valencia se observaron locales cerrados y ausencia de personas, reseña El Carabobeño.

A pesar de la falta de compradores, algunos establecimientos de venta de comida como cocadas, sopas, perros calientes, carnicerías y verduras decidieron abrir este miércoles. La mayoría laboró hasta medio día, a excepción de las panaderías que trabajaron hasta las 6:00 pm.

Las pocas estaciones de servicio que laboraron abrieron a las 10:00 am aproximadamente. Los centros comerciales de la ciudad permanecieron cerrados, pero este jueves retomarán sus actividades con total normalidad y en su horario habitual. Uno de los pocos lugares de recreación que se encontraban abiertos era el Parque Negra Hipólita.