Diosdado y su radicalismo presiden de nuevo la AN

(Foto AVN)

Los diputados del PSUV Diosdado Cabello, Darío Vivas y Blanca Eekhout repiten como presidente y primero y segunda vicepresidenta. Oposición no postuló candidatos en rechazo a “actitud excluyente” del oficialismo, publica La Verdad.

Por José Gregorio Martínez / Caracas / [email protected]

Sin cambios ni sorpresas la mayoría oficialista ratificó en pleno la directiva de la Asamblea Nacional (AN). Diosdado Cabello continuará al frente de la Presidencia, Darío Vivas repite como primer vicepresidente y Blanca Eekhout vuelve a ser electa como segunda vicepresidenta. La oposición se abstuvo de hacer postulaciones.

María León, diputada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), fue la encargada de hacer la propuesta oficialista que previamente contaba con el consenso rojo, destacando la “lealtad” de los candidatos al fallecido presidente Hugo Chávez.

“Juro por mi honor y por mi vida que haré cumplir esta Constitución, las leyes de la República y el Plan de la Patria”, señaló Diosdado Cabello. También fue ratificado Víctor Clark como secretario y Fidel Vásquez como subsecretario. Elvis Amoroso fue el secretario accidental encargado de dirigir la sesión de instalación de la AN.

Pedro Carreño, diputado oficialista, se desbordó en halagos, afirmando que Cabello, Vivas y Eekhout “están comprometidos con las más nobles causas de este pueblo, impregnados de valores éticos, morales, políticos y revolucionarios”. Aprovechó además para recordar que durante 2013 el Parlamento aprobó 20 leyes ordinarias, destacando la Ley Habilitante y el Plan de la Patria 2013-2019.

¿Y el diálogo?

Por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) fue el diputado Omar Barboza el designado para anunciar que la bancada opositora no postularía ningún candidato para la directiva por la “actitud excluyente, el atropello, el allanamiento de inmunidad y las maniobras políticas que utilizó la junta directiva durante el 2013″.

El parlamentario zuliano apostó por el diálogo en su discurso, pero no desaprovechó la oportunidad para exigir que le sean devueltas a la oposición las presidencias y vicepresidencias de comisiones permanentes que les fueron arrebatadas el año pasado por decisión unilateral de Diosdado Cabello.

Fuel el 17 de abril del año pasado cuando el ratificado presidente del Parlamento venezolano destituyó a los presidentes de las comisiones de Ciencia y Tecnología, Cultura, Familia y Ambiente, que estaban en manos de William Dávila, Miguel Ángel Rodríguez, Dinorah Figuera y Nora Bracho, respectivamente, como represalia por la negativa de la oposición a reconocer a Nicolás Maduro como presidente, electo en la reñida contienda del 14 de abril. De igual manera, Diosdado Cabello prohibió el derecho de palabra a los parlamentarios opositores por la misma razón.

La directiva ratificada ayer es la misma que permitió que al menos seis diputados opositores, entre ellos María Corina Machado, Julio Borges y William Dávila, fueran golpeados por sus pares oficialistas por expresarse en el hemiciclo de sesiones con pitos, vuvuzelas y una pancarta con la frase “Golpea al Parlamento”, una vez que el pasado 30 de abril el presidente de la Asamblea les negó nuevamente el derecho de palabra.

 

Orden de Cuba

Más allá de rechazar a los tres miembros de la directiva ratificados ayer, la diputada María Corina Machado ahondó en la razón de la designación, afirmando que se trató de instrucciones giradas desde Cuba hace 15 días, fecha en que el presidente Nicolás Maduro realizó una visita a La Habana para reunirse con Raúl y Fidel Castro.

Además, consideró que no es buena señal para el diálogo el mensaje de continuidad de una gestión que no mantuvo condiciones “limpias” con los diputados de la bancada opositora, ya que solo demostró su intención de “aniquilar la pluralidad en el Parlamento” con “abusos” oficialistas entre los que mencionó: “La negación de la participación, el derecho de palabra, además de quitar la inmunidad parlamentaria a diputados”.

A pesar de los varios intentos de la bancada oficialista por interrumpir el discurso de la parlamentaria opositora, Machado no desaprovechó la oportunidad de reiterar que la Asamblea Nacional se mantiene “sumisa al Poder Ejecutivo”, pero la Unidad no dará marcha atrás. “Los abusos nos dan más razones para luchar por la democracia (…) no vamos a claudicar”.