Lo que no sabías de la Rosca de Reyes

La venida de Melchor, Gaspar y Baltasar coincide con otra costumbre sumamente enraizada tanto en México como en España: la Rosca de Reyes. El roscón, como se le conoce en Europa, sugiere una corona real con ornamentos que simbolizan joyas y puede estar rellena de crema pastelera.

Actitudfem

A diferencia de las roscas mexicanas, los panes ibéricos llevan en su interior una sola haba y una sorpresa. El que encuentre esta última será coronado como el rey de la casa y a quien le toque la semilla será castigado a pagar el roscón.

En cambio, nuestra Rosca de Reyes puede tener uno o varios muñecos que representan al Niño Dios. La tradición mexicana marca que aquel que a la hora de cortar una rebanada encuentra el niño tiene la obligación de comprar tamales, atole o chocolate para la fiesta del Día de la Candelaria, celebrada el 2 de febrero. Ésta es una aportación absolutamente mexicana.

¿Sabías que…?

La rosca o el roscón de Reyes nació en Francia durante el reinado de Luis XV y su composición permanece inalterable con el paso de los años.
Dicen que El Bien Amado invitó a otros monarcas a cenar y pidió que le hicieran un postre especial que resultó ser este dulce con sorpresa. Otras teorías lo relacionan con fiestas y orgías romanas.

Dicen los pasteleros madrileños que los roscones de Reyes fueron traídos por la dinastía Borbón a España y posteriormente exportada a América.
Madrid es la capital del roscón de España. Cada año se consumen 2,5 millones de piezas en la capital española, según el cálculo realizado por el gremio pastelero. Si tenemos en cuenta que en Madrid viven más de seis millones de personas, estamos hablando de casi medio roscón por madrileño para rematar el atiborre navideño.

En México, el zócalo capitalino organizó, como cada año, la partida de la rosca. El 4 de enero reunió a miles de capitalinos que degustaron el enorme pan cuya longitud fue de 1,440 metros y un peso aproximado de 9 mil 375 kilos.

Para la elaboración de esta rosca se utilizaron: 4 mil 900 kilos de harina, 2 mil kilos de azúcar y otro tanto de mantequilla, 360 piezas de huevo y mil litros de leche.

Participarán en la elaboración de la Rosca 2 mil 142 personas, con un promedio de siete horas de trabajo cada uno, sumando un total de 14 mil 994 horas hombre.

Actitudfem