Mendigos han perdido el respeto a las celebraciones eucarísticas

Foto El Impulso

La Iglesia San José, está ubicada en una zona muy céntrica de la ciudad de Barquisimeto y ha traído como consecuencia que, desde hace un tiempo, esté rodeada de mendigos, reseña El Impulso.

Uno de los feligreses que iba saliendo de la iglesia comenta que mientras escuchaban la palabra de Dios y estaba orando, ingresó un mendicante a pedir dinero y hasta que las personas no le dieran algo, no se retiraba.

“Los mendigos han perdido el respeto a las celebraciones eucarísticas”, dice María Torrealba, quien se encontraba dentro del recinto espiritual. El comentario de Torrealba, es afirmado por el vicario de la Iglesia San José, Suain Xiomar Durán Vivas, el cual expresa que el problema ha surgido desde hace tres años hasta hoy en día.

“Este tipo de menesterosos acuden a las iglesias porque no tienen dónde vivir o algún trabajo fijo”, señala y a la vez refiere que también se acercan a estos espacios porque los ciudadanos que acuden a la iglesia les prestan ayuda. Bien sea monetaria, de alimentación o vestimenta. De igual forma, el vicario Durán, manifiesta que la situación empeora por la plaza que se encuentra a un lado de la Iglesia San José, donde los mendigos pueden estar tranquilamente y la mayoría de las veces, pernoctar.

También informa que ya no hay consideración por parte de los mendigos con el templo, pues algunas veces ingresan y revisan las alcancías, hacen sus necesidades en los confesionarios y piden dinero en medio de las celebraciones eucarísticas.

“En nuestra parroquia tenemos una ayuda social y la damos, aunque creemos que estas personas necesitan colaboraciones más completas por parte de los entes competentes”, mantiene Durán.

Resalta que cerca de la casa parroquial, también lo utilizan como baño para hacer sus necesidades y los malos olores son insoportables.