Cristiano Ronaldo gana el Balón de Oro

El portugués Cristiano Ronaldo ganó el Balón de Oro 2013, este lunes en Zúrich en la gala de la FIFA, al vencer en la votación final al argentino Lionel Messi y al francés Franck Ribery.

Cristiano Ronaldo ya ganó el Balón de Oro en 2008. En 2009, 2011 y 2012 fue segundo en la votación por detrás Messi, que dominó el trofeo los últimos cuatro años (2009-2012).

Muy emocionado, Ronaldo recibió el trofeo de manos del astro brasileño Pelé y estuvo acompañado en el escenario por su hijo.

El futbolista luso se mostró “muy feliz” y dio las gracias “a todos los compañeros del Real Marid y de la selección portuguesa”, recordando también lo duro que había sido para él volver a ganar el Balón de Oro.

Con lágrimas en los ojos, CR7 dio las gracias a su familia y a su novia, que también lloraban entre el público y se acordó de su hijo “que es la primera vez que ve a su padre ganar un Balón de Oro”.

El delantero portugués también quiso recordar al expresidente sudafricano Nelson Mandela y a su compatriota Eusebio, el mito del fútbol en su país, recientemente fallecidos ambos.

Los dos “fueron muy importantes en mi vida”, dijo Ronaldo antes de romper de nuevo a llorar. “Perdón, pero es un momento muy emotivo”, acertó a decir.

AFP

Más temprano

Cristiano Ronaldo fue el primero de los tres candidatos que llegó a Zúrich, acompañado de su novia Irina Shayk. Compareció ante la prensa con ropa deportiva de la marca que le viste, sonriente y con un mensaje prudente.

“Solo estar en el podio ya es un premio, una gran alegría que me hace muy feliz. Obviamente somos tres grandes jugadores y cualquiera podría ganar. Yo quiero mejorar continuamente todos los aspectos de mi juego. Hay que esperar al voto final. Si gano fantástico, si no gano la vida sigue y seguiré dando lo mejor al Real Madrid y mi selección para intentar seguir creciendo cada día”, afirmó.

Cristiano, autor de 69 goles en 2013, dio por zanjada la polémica con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, tras la imitación que éste hizo del futbolista portugués en una charla universitaria.

“Es un tema ya cerrado. Tuvimos una conversación telefónica y aclaramos lo que teníamos que hablar. Todo está correcto. Estoy contento y presente aquí, en FIFA, con mucho orgullo. Es necesaria mucha calidad para estar aquí. Es el fruto de nuestro trabajo y espero estar de nuevo el próximo año”, dijo.

Cristiano Ronaldo admitió que sus sensaciones “son de alegría” y que su deseo es “mejorar como jugador cada año”. Orgulloso de sus números, afirmó que “siempre” busca “mejorarlos jugando bien en el Real Madrid y la selección. Esta sería la guinda del pastel”. EFE

Más temprano

El argentino, cuatro veces ganador del premio que distingue cada año al mejor jugador del mundo, no parece en condiciones de repetir galardón por quinto año consecutivo, debido sobre todo, a que 2013 estuvo marcado por las constantes lesiones que le han hecho perderse buena parte de la temporada.

En esas condiciones, el Balón de Oro-2013 parece un duelo entre Franck Ribéry, el líder del equipo que ganó casi todo (al Bayern sólo le faltó la Supercopa alemana para lograr los seis títulos que disputó en 2013), frente a un Ronaldo que, no ganó nada importante, pero presenta números de crack.

Y el Balón de Oro distingue, pese a que el fútbol es un deporte de equipo, al mejor jugador del año a nivel individual.

CR7 presenta 69 goles en su haber en 2013, con el Real Madrid y con la selección nacional de Portugal, una cifra contra la que no puede competir Ribéry, mucho más jugador de equipo que su rival por el Balón de Oro.

Todo parece, además, que favorece al portugués, sobre todo tras la decisión de la FIFA de prolongar dos semanas más las votaciones para el Balón de Oro (en las que paticipan los seleccionadores y capitanes de todos los equipos nacionales más un grupo de periodistas).

Fueron dos semanas, en noviembre, que coincidieron con las eliminatorias de repesca para el Mundial de Brasil. Tanto Cristiano Ronaldo como Ribéry llevaron a sus selecciones a la cita mundialista, pero CR7 impresionó anotando los cuatro tantos que Portugal marcó a Suecia, sobre todo el triplete logrado en la vuelta en Solna, en casa de otro de los mejores jugadores del mundo, Zlatan Ibrahimovic.

Algunos entendieron aquella medida como un intento de la FIFA de resarcirse ante el portugués, quien pocos días antes había visto como el mismísimo presidente de la máxima instancia futbolística, Joseph Blatter, se mofaba de él durante una conferencia, al imitarle como si fuese un soldado desfilando, y señalando que prefería a Messi.

Otros elementos indican que el vencedor del Balón de Oro este lunes por la noche será CR7: harto de ver como Messi sumaba un premio tras otro, Ronaldo renunció hace un año a desplazarse a Zúrich para ser simplemente segundo del argentino.

Este año está confirmada su presencia, junto con la de su novia, la modelo rusa Irina Shayk, su amigo y representante Jorge Mendes, además de toda su familia. Se supone que no se desplazará toda la comitiva para ver cómo, de nuevo, es otro el que merece el premio al mejor jugador.

De confirmarse estas previsiones, sería el segundo Balón de Oro para CR7, que ya lo ganó en 2008 cuando aún jugaba en el Manchester United y ganó con los Diablos Rojos la Premier League, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes.

Parecía que aquello sería el inicio del dominio de un jugador que quería marcar época, sobre todo tras su millonario traspaso al Real Madrid en el verano de 2009 (por un monto récord de 94 millones de euros), pero tuvo la “desgracia” de que apareció Messi, liderando un Barcelona de ensueño, que frustró año tras año el sueño de CR7 de ser reconocido como el mejor jugador del planeta.

Quizá a partir de este lunes por la noche, CR7 tenga la oportunidad de empezar a recuperar el terreno perdido. AFP

Fotos AFP