Sidor registró en 2013 la producción más baja en los últimos 30 años

Los primeros dos meses del 2013 para la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) crearon una expectativa de mejora productiva, comparado con el pésimo desempeño del 2012, pero la sensación duró poco.

[email protected]/ Correo del Caroní

La acería cerró el año con una producción de un millón 558 mil 404 toneladas de acero líquido, que representan apenas el 36% de su récord histórico de producción de 4,3 millones de toneladas de acero, logrado en el 2007 durante la gestión del consorcio Ternium; y muestra un retroceso de 10% respecto a la producción del 2012 de 1,7 millones de toneladas.

La brecha es de 30,5% si se considera que la capacidad instalada de la estatal se estima en 5,1 millones de toneladas de acero líquido.

El 2012 había sido el peor año para Sidor en las últimas tres décadas, pero 2013 se coronó como el de menor producción de acero hasta ahora, pese a que la directiva se trazó una ambiciosa meta inicial de 4 millones 45 mil toneladas, de la cual sólo logró un 38%.

Pocas fueron las inversiones que la industria concretó el año pasado para poner sus líneas de producción a tono, por lo que se mantuvo muy lejos de su capacidad de diseño, pese a los tres cambios de dirección de la industria que inició el año a cargo de Rafael Gil Barrios; se consolidó en el mando militar al ser designado presidente, Justo Noguera Pietri, en mayo; y un par de meses después pasó a ser conducida por el también general, Javier Sarmiento Márquez.

La capacidad de uso de la industria de un tercio de su potencial da muestras de la pérdida diaria que se registra en la siderúrgica y de la menor posibilidad de satisfacer la demanda nacional y abrirse a los mercados internacionales.

A lo largo del año, la producción experimentó altos y bajos. El mes con mayor producción en la industria fue mayo cuando Sidor alcanzó 190 mil 670 toneladas de acero líquido, un registro celebrado por los trabajadores de la acería, presidida durante ese tiempo por Justo Noguera Pietri, designado el 8 de mayo, y removido luego de ser designado comandante de la Guardia Nacional Bolivariana.

En contraste, hubo descensos notables en septiembre, noviembre y diciembre como consecuencia de los paros laborales que en total mantuvieron detenida a la empresa por 54 días. En consecuencia, los dos últimos meses del 2013 fueron los de más baja producción, al registrarse 47 mil 735 toneladas y 49 mil 404 toneladas de acero, respectivamente.

El declive productivo de la estatal contrasta con el ritmo durante el 2007, cuando se logró récord de producción. Ese año, bajo la gestión del consorcio privado Amazonia, Sidor tuvo una productividad promedio diaria de 11 mil 900 toneladas de acero, de modo que el grupo ítalo-argentino Ternium en ocho días estaba en capacidad de producir lo que Sidor produjo en todo noviembre y diciembre de 2013.

Declive notorio

Los hitos de aumento de capacidad de producción de Sidor han quedado en la historia. A partir de 1990, al someterse a una reconversión industrial y financiera indispensable para su viabilidad, Sidor desincorporó instalaciones obsoletas de su planta original disminuyendo así en 800 mil toneladas anuales su capacidad instalada de producción de acero las cuales eran aportadas a través de la cadena tecnológica arrabio-acería Siemens Martin.

A partir de entonces, Sidor pasó a una capacidad máxima instalada de acero líquido de 3,6 millones de toneladas y se orientó a convertirse en una empresa competitiva y rentable dedicándose a la producción de productos de acero a través del cordón productivo de reducción directa-hornos de arco eléctrico.

En 1996, previo a la subasta de su proceso de privatización, Sidor logró producir 3,1 millones de toneladas de acero; colocó 1,2 millones de toneladas de productos en el mercado nacional y exportó 1,4 millones de toneladas.

A partir de 1998, se incrementa la capacidad instalada a 5 millones de toneladas al año y entre 2004 y 2007, se produce un promedio anual superior a las 4 millones de toneladas, generando excedentes de caja o dividendos distribuidos entre sus accionistas por un monto próximo a los $ 2.500 millones.

Fuentes de la industria estiman que las pérdidas del 2013 rondan los $ 600 millones.

Menor despacho

Al igual que la producción, los despachos totales de Sidor también disminuyeron. En el 2013, la industria comercializó un millón 417 mil 598 toneladas de productos, una cifra inferior al registro de 2012 cuando la estatal colocó un millón 446 mil 220 toneladas.

En las colocaciones al mercado nacional de un millón 333 mil toneladas, hubo un aumento de 0,7% respecto al 2012; mientras que las exportaciones cayeron 26%. Aunque uno de los planes de Sidor para el 2013 era posicionarse en países vecinos, sólo tuvo presencia en mercados externos durante los meses de marzo a junio. El resto del año no exportó.

El presidente de Sidor, Javier Sarmiento Márquez, destacó a través de un comunicado reciente que la visión de Sidor como empresa socialista “es y seguirá siendo priorizar la distribución de sus productos de acero a clientes nacionales. Es por ello, que la producción de cabillas, se destina principalmente a la GMVV y demás obras estratégicas. Igualmente se atiende a los siete mercados socialistas ferreteros, Ferresidor”.

Al cierre del año, no sólo ha generado un sinsabor al país los extensos conflictos laborales sino el mal manejo de una industria, que por ahora no puede hacer frente por sí sola a compromisos laborales y operativos, sino que como otras ramas se ha vuelto dependiente del auxilio gubernamental.

A1GRAFICO


Cadenas asociadas en picada

A3Cabillas

Cabillas. En el 2013 se produjeron 175 mil 919 toneladas de cabillas, 19% menos que lo producido en el 2012 cuando se fabricaron 217 mil toneladas del producto largo. La producción del rubro cayó, pese a ser un insumo necesario para alcanzar las metas de construcción de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Alambrón. La producción de alambrón alcanzó a 260 mil 915 toneladas al cierre del año, siendo los meses de menor producción marzo, septiembre, noviembre y diciembre.