La monja que dio a luz en Italia será expulsada del convento

Asombro y tensión palpable en el instituto religioso de Campomoro, donde residía la monja salvadoreña de 32 años que ha dado a luz esta semana en la ciudad italiana de Reti. La madre superiora del Convento Discípulas de Jesús, Sor Erminia, estaba en la cama en el momento en el que recibió la noticia por teléfono, publica abc.es.

Era el director sanitario Pasquale Carducci, quien le informaba que el miércoles había ingresado en el Hospital San Camillo de Lellis una monja residía en su convento aquejada de un fuerte dolor estomacal que resultó ser un embarazo y un posterior parto de un bebé de 3 kilos y medio.

«No nos dimos cuenta de nada. Fue ella misma quien llamó a una ambulancia para que la llevara al hospital. No sabíamos que estuviera embarazada», ccuenta Erminia con un hilo de voz al diario italiano «Il Messaggero».

Bromas con un posible parto

«Notamos que había engordado y que últimamente se comportaba de manera extraña. Tenía dolores de tripa y le disgustaban ciertos olores. Le hicimos incluso la broma de que pudiera estar embarazada y ella nos respondía muy enfadada», cuenta la madre superiora.

La monja salvadoreña se mostraba nerviosa y contestaba de manera desgarbada en muchas ocasiones. Sor Erminia se confiesa disgustada: «No ha hecho mal a nadie pero nos ha mentido. Aquí no volverá, esto está claro. No ha sabido resistir a las tentaciones. Ya le he advertido a la madre general. Tomará una decisión después de consultarle a nuestra congregación», concluye.