Concluye sin acuerdo reunión por ampliación del canal de Panamá

La reunión que mantenían este martes las autoridades panameñas con representantes del consorcio que realiza los trabajos de ampliación del canal, concluyó sin acuerdos sobre la crisis que enfrenta el proyecto por millonarios sobrecostos, informó el director del consorcio, Bernardo González.

“Hoy no hubo acuerdo, pero seguiremos discutiendo. Estamos negociando”, aseguró González a la salida de las conversaciones, que se desarrollaron con la mediación de la aseguradora del proyecto, Zurich America International, en busca de una solución al conflicto.

“No hay acuerdo ni desacuerdo, estamos negociando”, añadió González sin dar más detalles.

El consorcio GUPC, que construye el tercer juego de esclusas del canal interoceánico, encabezado por la española Sacyr, amenazó desde el pasado 30 de diciembre con paralizar las obras el 20 de enero si la Autoridad del Canal no le reconoce un sobreprecio de 1.600 millones de dólares, originado en imprevistos.

GUPC presentó una propuesta “que le puede dar una solución” a la crisis que atraviesa el proyecto, había dicho horas antes el administrador de la vía, Jorge Quijano.

Asimismo, Quijano había informado que el plazo -que venció el lunes- dado por el consorcio para resolver sus reclamos, se prorrogó hasta el 31 de enero.

“Hay una propuesta en la mesa que han traído las partes que se ve que tiene algo de posibilidades”, pues podría “dar una solución bastante a largo plazo al proyecto y para seguir adelante con la obra, que es lo que todos estamos buscando”, según Quijano.

Pese a la amenaza de parar las obras GUPC, capitaneado por la española Sacyr e integrado también por la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana (CUSA), ha mantenido los trabajos aunque a un menor ritmo.

GUPC, que enfrenta serios problemas de flujo de caja, señaló el lunes que si se cofinancian -en montos que no precisó- los costos imprevistos de las obras entre la empresa y las autoridades del Canal se podrá “alcanzar el cumplimiento del proyecto en 2015”, de lo contrario tendrá un “grave retraso”.

El Canal, por donde pasa un 5% del comercio mundial, fue inaugurado en agosto de 2014 por Estados Unidos, que hoy es su principal cliente, junto con China. Desde diciembre de 1999, la administración de la vía pasó a manos panameñas en virtud de un tratado bilateral.

AFP