En Zulia reinan las colas y la escasez (Video)

En los primeros 20 días del 2014, la escasez de alimentos sigue golpeando cada vez más fuerte a los zulianos. “Mijo por acá pasó un ‘huracán’, no hay nada. No hay leche, no hay pollo. Esto es caótico, tienen que hacer algo porque ya no hay ni detergente para lavar la ropa y lo poquito que llega se lo llevan los bachaqueros”.

Panorama

Así se expresó — muy molesta— Jacinta Perdomo, al salir de un supermercado en el sector La Lago, en Maracaibo, cuando no encontró los productos que desde comienzos de 2013 se han convertido en “los más buscados”, no solo en el Zulia sino en el resto del país.

Y es que conseguir los alimentos se ha vuelto un verdadero “víacrusis” que parece no tener solución. Saliendo con las manos enrojecidas por el peso de las bolsas, Johana Obo y María Tovar relataron las dificultades por llevar el pan a sus casas, en el sector El Marite.

Ambas se detienen y cuentan que llegaron al Abasto Bicentenario, ubicado en 5 de Julio a las 2:00 de la madrugada. Pero no eran las únicas. Ya tenían 88 personas por delante, esperando que abriera el establecimiento para comprar los productos regulados.

“Si hubiera más cajeros (las colas) caminaran más rápido. Lo malo es la ‘madrugadera’, tener que pasar la noche aquí, exponiendo a que te atraquen, pero esto lo hacemos una vez por semana para no tener que pagar más en otros sitios”, narró Obo, ocho horas después de hacer la cola con otras 500 personas. Fuera habían colas, aguardando su turno para pasar y llevarse los “combos” ya armados para agilizar las compras.

Dentro del local, el panorama era desolador. Cavas completamente vacías y usuarios “cazando” a los empleados despachadores de carne, esperando “si iban a sacar algo”. Al ver que los trabajadores colocaron bandejas de vísceras de pollo desistieron de hacer la fila.

Ningún producto regulado estaba al alcance de los clientes. En un reconocido supermercado de la calle 72, apenas cinco clientes salieron con dos envases de aceite y enseguida un enjambre humano arropó al mercado para llevarse el producto. “Sí, si hay. Veníte rápido”, decían algunos por teléfono.

Video cortesía de Panorama

Más información en
Panorama