Desconocen destino de locales de playa El Agua

Foto El Sol

La demolición de estructuras abandonadas en playa El Agua, municipio Antolín del Campo, ha acarreado una serie de situaciones que ha alarmado a muchos prestadores de servicio de la zona. Desde el pasado 18 de enero, el ministro de Turismo, Andrés Izarra, anunció la demolición de la primera “ruina” perteneciente a la Fundación del Niño, pero hasta el momento se desconoce el destino de los locales operativos, publica El Sol de Margarita.

El presidente de la Cámara de Turismo del estado, José Yapur, expresó estar de acuerdo con la demolición de las ruinas, puesto que atentaban con el ambiente y su retiro mejorará el aspecto del balneario. No obstante, manifestó su preocupación por desconocer el proyecto que se tiene para los propietarios de estos locales.

Explicó que hace años se presentó un plan para el mejoramiento de los espacios de esta playa de Antolín del Campo, pero desconoce si ahora se trata del mismo. Indicó que le gustaría dar aportes para este proyecto. Asimismo, aseveró que en este plan de reordenamiento se le debe dar prioridad a quienes contaban con locales a orillas de la playa y fueron demolidos.

Yapur anunció que hoy los prestadores de servicio de playa El Agua se reunirían para fijar posición sobre las acciones que ha emprendido el Ministerio de Turismo (Mintur).
Por su parte, David Rivas, comisionado del Mintur de la Región Estratégica de Desarrollo Integral (REDI) Oriental, agregó en nota de prensa que todas las estructuras fueron inspeccionadas y fueron demolidas por representar un delito en materia penal ambiental, así como un riesgo para la comunidad.

Rivas indicó que al momento de la inspección sólo dos estructuras estaban en fase de remodelación y se les ordenó la paralización por no contar con permisos para hacer los trabajos.

Recalcó que ninguno de estos establecimientos generaba empleos para la comunidad, ya que los mismos se encontraban inoperativos.

Explicó que en los primeros días de la jornada, algunos propietarios de último momento intentaron recuperar las estructuras; además, la Guardia Nacional Bolivariana detuvo a un ciudadano que se opuso a la demolición para resguardar su seguridad.