Lanzan campaña para reclamar derecho de las saudíes a conducir

Un grupo de activistas saudíes ha lanzado una nueva campaña a través de la red social Twitter que llama a las mujeres a conducir sus coches el próximo 22 de febrero, para denunciar la prohibición vigente al respecto en el reino saudí.

La campaña, bajo el lema “La educación y la conciencia” y convocada entre otras por la conocida activista Aziza al Yusef, tiene el objetivo de reclamar el derecho de las mujeres a conducir y pedir cambios en la legislación.

Al llamamiento a ponerse ese día al volante en las calles saudíes, se suma la publicación en internet de vídeos de anteriores iniciativas para poner de relieve las experiencias de las activistas.

En una entrevista publicada hoy por el diario ‘Al Hayat’, Al Yusef señaló que su lucha busca convertir “un derecho natural en un hecho real”.

Según la activista, han acumulado experiencia con campañas anteriores, en particular la del 26 de octubre, que han dado además sus frutos pese a los obstáculos de las autoridades.

Al Yusef destacó entre los beneficios de estas campañas que las mujeres están más concienciadas de que el problema en los últimos años es legal y no social.

La activista, que participó en campañas similares anteriores, dijo que los esfuerzos implican a organizaciones religiosas, lo que permite llegar a los responsables, aunque de momento no hay ninguna señal de se esté considerando la petición.

Frente a esta iniciativa, sus opositores han colgado también en las redes sociales vídeos en los que argumentan su rechazo a que las mujeres puedan conducir o lanzan amenazas.

Los activistas de Arabia Saudí organizaron el 26 de octubre del pasado año una campaña que pedía conducir en las calles del país, y otra el 31 de noviembre, un día que no existió en el calendario, con el objetivo de poner énfasis en el derecho de conducir independientemente de la fecha que sea.

La primera iniciativa lanzada por mujeres saudíes fue el 17 de junio de 2011, lo que llevó a la detención de varias activistas durante días, aunque luego fueron puestas en libertad bajo fianza.

En Arabia Saudí rige una estricta interpretación de la ley islámica o “sharía”, que impone la segregación de sexos en espacios públicos.

Las mujeres no pueden conducir ni tampoco viajar fuera del país sin un varón de la familia, entre otras restricciones.

Fuente: El Dínamo