Manuel Rosales: La Zulianidad es paz, desarrollo y felicidad

A través de una carta pública, el presidente fundador del partido Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales recordó que hace 12 años, durante su primera gestión como Gobernador, decretó el 28 de enero como el Día de la Zulianidad. Explicó que fue un acto de valoración a los hechos históricos que se suscitaron ese día de 1821 cuando la Provincia del Zulia decretó su independencia de España y como reconocimiento al credo y el modo especial de ser, vivir y actuar de los zulianos.

En la comunicación Rosales resalta que la fecha es propicia para reflexionar sobre las dificultades que atraviesa el Zulia y Venezuela entera e invitó al diálogo y al trabajo conjunto por el rescate del país.

A continuación el texto completo:

“Hoy celebramos un año más del Día de la Zulianidad, un sentimiento que nos llena de orgullo y une en el amor por nuestra tierra bendecida por Dios y la Chinita.

A través de la movilización y reclamo del pueblo zuliano, en defensa de sus valores y tradiciones, y bajo el liderazgo del prócer Rafael Urdaneta, aquel 28 de enero de 1821 la Provincia de Maracaibo decidió dejar de ser una colonia del imperio español, sellando así la independencia de Venezuela.

Este espíritu libertario está siempre presente en el gentilicio de ser zuliano, y nos inspira e impulsa a seguir luchando y a defender nuestra región. En el año 2002, durante mi primera gestión como gobernador, en un acto de valoración y reconocimiento a esos hechos históricos, a nuestro credo y a nuestro modo especial de ser, vivir y actuar decretamos el Día de la Zulianidad.

Como siempre se ha dicho y se ha cantado, Zulia es tierra de fortalezas maravillosas, rica en recursos naturales, tradiciones y cultura, con hijos valientes y bondadosos que reclaman a la voracidad del centralismo el arrebato de oportunidades para transitar con paso firme el camino hacia el crecimiento pleno y el progreso. Del Zulia se han llevado el petróleo, el carbón y nuestro esfuerzo y trabajo, dejando escombros, desolación y pobreza.

En medio del drama que vivimos, asfixiados por la violencia, la división política y una crisis económica que es producto de las malas políticas y el divorcio entre el sector público y privado, con un bolívar devaluado y con el desastre de los malos servicios, el desempleo creciente, el pueblo reclama y exige paz, desarrollo y felicidad.

Proyectemos con firmeza y orgullo nuestra Zulianidad, que sirva de ejemplo en la lucha por el futuro de las próximas generaciones. Enterremos la violencia que se hace muerte, levantemos una gigantesca alianza de corresponsabilidad entre todos los diferentes niveles de gobierno, el sector privado y las organizaciones no gubernamentales, para así retomar nuestros valores en la construcción de lo público y de la autonomía de los poderes, y de una sociedad que puede crecer en su diversidad y pluralidad.

El 28 de enero es el día de la conciencia de ser zuliano y expresión de regionalismo nacional y positivo. Hoy con más fuerza y arrojo que nunca, debe flamear la bandera de la lucha por la justicia social, por nuestros derechos, por la valoración y justa distribución de las riquezas. La lucha es por nuestra tierra, nuestras raíces y el futuro”.

Prensa Un Nuevo Tiempo