Marcos Hernandez Lopez: ¡Contradicciones de la crisis!

SOS es la señal de socorro más utilizada internacionalmente o ayuda urgente, para este análisis tomo esta alarma, porque encaja en la situación actual que vive el país. Como sociólogo siempre tuve confianza en muchos de los trabajos de la CEPAL y tomo algunos de sus datos como referente para tratar de explicar la contradicción de complejidad por la que transita Venezuela.

Para los técnicos de la comisión económica para América latina y el Caribe, “Venezuela sufre una de las peores crisis económicas en su historia. La tasa del PIB por habitante cayó un 0,3% en 2013 (frente a un crecimiento del 4% en 2012), la más baja de América Latina, que promedió 2,6%. El déficit fiscal global se da oficialmente como 4,3% del PIB pero representa solo una parte del déficit real, que se estima en el 20%, el mayor de la región”.

Vinculado a lo anterior, la CEPAL visualiza “El 98% del ingreso por exportaciones son petroleras, pero la producción ha menguado desde 3,3 millones de barriles diarios en 1999 a 2,5 millones en 2013; de los cuales casi un millón no genera divisas porque se exporta a China, Cuba y Petrocaribe a cambios de bienes o servicios.

Pero, lo grave la mayoría de los venezolanos creen Maduro no tiene la sagacidad de Chávez y menos está a la altura para corregir el rumbo, es tácito el gobierno sabe que está en juego su capital político. No obstante, en medio de la crisis económica, la administración de Maduro justifica el proyecto ampliar la capacidad defensiva del país, es decir que el régimen se plantea adquirir aviones, helicópteros y buques de guerra.

 

Según medios nacionales, “se planea acordar una deuda por 37.200 millones de bolívares venezolanos (equivalente a 5.904 millones de dólares estadounidenses según la cotización oficial. El monto corresponde a la inversión militar, la adquisición de aeronaves y buques, el mantenimiento y fortalecimiento operativo de los equipos”. Por supuesto que la cifra es muy superior a la del año 2013, cuando se solicitó la aprobación para endeudarse por 16.000 millones de bolívares (2.539 millones de dólares). Pudiéramos preguntarnos con todo derecho. ¿Contra quién es la guerra en este país?.

 

En tiempos de crisis, el gobierno del presidente Nicolás Maduro debería dar el ejemplo de austeridad a todos los venezolanos, según solo el Despacho de la Presidencia tiene para gastos de viajes al exterior la cuantiosa suma de 12 millones de dólares. En viáticos y pasajes para la administración pública, en el recién aprobado Presupuesto 2014, tiene la “indecorosa” cifra de 654.545.430 bolívares, que corresponden a más de 140 millones de dólares. Mientras, a los venezolanos reducen el cupo, dólares no hay.

Apenas han trascurrido 28 días del inicio año 2014, y para los venezolanos más que el inicio de nuevas oportunidades y cambios, emerge lo ya anunciado en otros artículos: el desabastecimiento integral, colas por todas partes para poder encontrar los productos básicos que componen cesta familiar, negocios cerrados y otros hasta nuevo aviso, esto es parte del drama de los venezolanos. Lo que si queda claro es que mientras un grupo significativo de personas disfrutes de sus colas y las valore, el cambio tiene que esperar un tiempo relativo o muy largo. Cuantas contradicciones en un país petrolero con un barril de petróleo que ronda los 100 dólares.

En síntesis, vivimos tiempos de crisis y de misterios… siempre vamos a preguntarnos ¿Por qué PDVSA, entrega al BCV tan solo 50% de las divisas asociadas por concepto de exportación de petróleo?. ¿Qué se hace con los 42,5 mil millones de dólares restantes del 2013?… Tiene razón la crisis en Venezuela que sigue financiando al gobierno de Cuba entre otros amigos compatibles con la ideología del gobierno.  En otras palabras, sí hay dólares para la revolución cubana y suficiente, alrededor de 12 mil millones de dólares al año… muchas contradicciones.

Director de la consultora Hercon

marcoshernándezlópez@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44