Tips para adelgazar sin pasar hambre

Foto: Archivo

No hace falta hacer régimen

Sí, has leído bien, para perder peso no es necesario seguir ninguna dieta. La clave está en lo que comían nuestros abuelos. Pregúntales cuál era la base de su alimentación diaria y descubrirás que la dieta mediterránea tradicional era rica en verduras, fruta y pescado. Sin embargo, la dieta mediterránea actual tiene un exceso de carne roja y de cereales refinados que van en contra de tu propósito de adelgazar. En Femenino

Los expertos consideran que siguiendo una dieta mediterránea equilibrada se puede perder peso sin necesidad de embarcarse en otro tipo de eso dietas milagro; eso sí, siempre que las cantidades sean moderadas.

Engaña al hambre

Nuestro cuerpo está programado para comer cada poco tiempo; es decir, para no sufrir ayunos prolongados que lo llevarían a una hipoglucemia. Cuando quieres perder peso, debes escuchar a tu cuerpo. Haz 5 comidas al día y una sexta al acostarte (basta con un yogur o con un vaso de leche). De esta forma tu organismo se compensa y no te pide comida constantemente.

Es importante que en los tentempiés de media mañana y de media tarde tomes alimentos que contengan el apetito y no que lo favorezcan. Prohibidos, por tanto, los dulces y los snacks salados. Son hidratos de carbono de absorción rápida que te provocarán sensación de hambre enseguida y te empujarán a comer de nuevo alimentos insanos y ¡con muchas calorías!

Cambia las bombas calóricas por alternativas saludables

¿Sabías que un cappuccino tiene 190 calorías y 10 gramos de grasa? Es una buena forma de comenzar el día arruinando tus propósitos de no excederte. ¡Toma nota de estas bebidas que engordan sin darte cuenta! También debes moderarte en los aliños (una ración de aceite y vinagre puede sumar hasta ¡324 calorías!… ).

Pero no podemos actuar siempre como monjes resignados. De vez en cuando apetece algo dulce y, la buena noticia es que puedes “pecar”. ¿Quieres saber qué bombas calóricas tienen alternativas saludables? Pincha aquí.

Hazte amiga del pan

Nunca te lo hubieras imaginado, pero el pan es uno de tus mejores aliados en la tarea de adelgazar. No estamos hablando de tomarte media barra, sino de cantidades moderadas, ya que tiene un efecto saciante que vas a agradecer si quieres perder peso. Por ejemplo, a media mañana, hazte un mini bocata con 50 gramos de pan (mejor si es integral) relleno con una loncha de pavo, jamón, queso magro o atún sin aceite.

En la comida y en la cena también debes tomar 40 gramos de pan para acompañar. Son carbohidratos de asimilación lenta que te saciarán más que cualquier otro alimento.

Modifica tus hábitos

Lo primero es empezar por un buen desayuno, con una taza de café con leche y una tostada de pan integral con un chorrito de aceite (o una loncha de jamón), además de una pieza de fruta. Es la base para no estar todo el día hambrienta y comiendo alimentos que engordan más. Adecua tus horarios a tu cuerpo. Cuando haces dieta, es mejor comer a la 1 y cenar a las 8 que almorzar a las 3 y tomar la cena a las 10. Si te das cuenta, tu cuerpo te pide comer en esa primera franja; hazle caso y evitarás muchas tentaciones.

Por otra parte, pérdida de peso y alcohol no están en sintonía, ya que el alcohol inhibe la descomposición de la grasa y aumenta la ansiedad, lo que te puede llevar a comer más. Así que, modérate todo lo posible.

Elige una actividad física quemagrasas

Para adelgazar tienes que fijarte dos objetivos: cuidar tu alimentación y hacer ejercicio físico (al menos durante 30 minutos por sesión, ya que es a partir de ese umbral cuando se empiezan a quemar las calorías de reserva). Pero no te engañes; no todos los deportes sirven igual para este propósito. Ya que vas a hacer el esfuerzo por moverte, que sea de una forma eficiente. Aquí tienes los mejores deportes quemagrasas.

Ante cualquier duda, es importante consultar con un experto. Si quieres saber más sobre cómo adelgazar, entra en el foro de nutrición y dietas de Onmeda, tu nuevo portal de salud y medicina en Internet.