Fondo Monetario Internacional considera “delicada” situación económica de Venezuela

El director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Alejandro Werner, afirmó que la situación económica de Venezuela es delicada.

Werner destacó durante una rueda de prensa en Brasilia, Brasil, que “la pérdida de reservas (internacionales) que se venía dando en el 2013 pone a esta economía en una situación delicada, a lo largo del año (pasado) hemos visto una desaceleración muy importante del crecimiento económico”.

Werner explicó que “la producción de crudo no está aumentando y los precios del hidrocarburo, si bien para 2014 no los vemos cayendo, en el mediano plazo se anticipa tal vez una ligera laxitud (…) y esa puede ser una vulnerabilidad adicional” para Venezuela.

América Latina y el Caribe deberían reforzar sus amortiguadores fiscales y usar políticas monetarias y tipos de cambio flexibles para absorber cualquier golpe generado por grandes cambios en la economía global, consideró este jueves el Fondo Monetario Internacional.

“Si bien el crecimiento se acelerará, cabe esperar más turbulencias en nuestra región. Por lo tanto, para las autoridades económicas de América Latina y el Caribe aún no es el momento de descansar tranquilos”, dijo Werner, en comentarios preparados para una presentación en Washington.

Los temores por la salud de algunas grandes economías emergentes han provocado una fuga de inversores de esos mercados, lo que ha llevado a muchos bancos centrales a subir las tasas de interés para contener los efectos de la liquidación.

Una fuerte devaluación del peso argentino ha provocado miedo a una crisis monetaria en la nación sudamericana que podría contagiar a vecinos como Uruguay y Brasil.

No obstante, Werner sostuvo que economías más pequeñas como Uruguay y Paraguay están mejor preparadas que antes para soportar cualquier impacto que resulte de un contagio de Argentina.

Werner dijo que el impacto de la debilidad de las monedas en los precios al consumidor en la región es menor ahora que hace 20 años.

Reuters