Largas colas por dos kilos de leche en Abasto Bicentenario (Foto)

Foto Notitarde

Desde tempranas horas de la mañana de ayer, cientos de personas se concentraron a las afueras del Gran Abasto Bicentenario, ubicado en la avenida Bolívar Norte para comprar los dos kilos -permitidos- de leche completa en polvo “Los Andes”, además de otros productos de la canasta alimentaria, a precio regulado, publica Notitarde.

Habitantes de las diferentes zonas de Valencia esperaron para poder llevarse algunos de los rubros más importantes como pollo, carne, mantequilla, café, harina y aceite de maíz, en cantidades de dos por persona. Aunque la Guardia Nacional velaba para que los ciudadanos permanecieran organizados en sus colas, fue imposible controlar la desesperación.

“La gente comenzó a colearse y algunos pasaron por debajo y encima de la cuerda y entraron, corrieron hasta donde estaba la leche y los otros productos, los guardias corrían detrás de ellos y lograron sacarlos, los obligaron a hacer la cola nuevamente”, afirmó Carolina López, una de las compradoras que esperaba a su sobrino para volver a entrar a la cola.

Como ella se encontraban varios de los usuarios, quienes compraban y volvían a hacer la cola hasta seis veces para sacar más productos de lo permitido. Indicó además que necesitaba aprovechar el día para comprar todo lo necesario, pues mañana emprendería la marcha en busca de azúcar.

Los productos no llegan como deberían

Luego de un recorrido por el Central Madeirense de la avenida Bolívar, se constató que el azúcar también escasea en ese mercado. Uno de los encargados del lugar, quien prefirió no ser identificado, expresó que los productos no llegan con regularidad ni mucho menos las cantidades esperadas.

“Hay mucho desasosiego y nerviosismo, los productos no están llegando como deberían, la harina que llega es una mezcla, la leche que llega es semidescremada, ayer llegaron 60 papeletas, cuando antes venían 500”, comentó. Igualmente, agregó que los consumidores están desesperados por comprar aunque sea “algunos” de los productos y no les importa hacer largas colas ni pagar el precio que sea con tal de adquirirlos.