Eduardo Berizzo, el “gallo tapado” para el banquillo Vinotinto

Eduardo Berizzo Magnolo podría convertirse en el nuevo director técnico de la selección venezolana de fútbol, según la prensa internacional, pero su nombre no resulta familiar para los seguidores el deporte en el país y sería una sorpresa para los seguidores de la Vinotinto.

Sin embargo, el “Toto” Berizzo se ha ganado a los hinchas del balompié en Rancagua, Chile, desde 2012. El exfutbolista argentino actualmente se encuentra a la cabeza del equipo de la localidad, el O’Higgins, de la primera división chilena.

En su juventud, como defensa central, estuvo en los equipos argentinos de Newell’s Old Boys y River Plate, con quienes alzó en distintas ocasiones trofeos de campeonatos locales.

También transitó por Europa en el francés Olympique de Marsella y el español Celta de Vigo.

Finalmente colgó las botas en 2006, jugando para el Cádiz FC.

Como jugador, ganó la Supercopa Sudamericana con el River Plata en 1997.

Su etapa en el banquillo técnico comenzó en 2007 cuando sirvió como ayudante de campo de Marcelo Bielsa, quien en aquella época dirigía la selección chilena.

Más tarde, se encargó de club Estudiantes de la Plata, aunque renunció unos meses más tarde con una racha de 12 partidos sin ganar.

Pero Chile se presentó otra vez como una oportunidad para redimirse. En 2012 llegó al O’Higgins, un equipo que no lograba un campeonato en más de cinco décadas, y en poco tiempo consiguió la primera estrella para la onceava: el Torneo de Apertura 2013 – 2014.

Globovisión