Bachaqueros “exportan” productos al Caribe

 

“He visto productos nuestros en gran cantidad: arroz y azúcar de Mercal y harina de maíz precocida, y no es de la importada, sino de la nuestra, en los supermercados de los chinos”, cuenta la zuliana Mariela Pirela, una viajera venezolana que por estos días está en Aruba paseando con su familia, publica panorama.com.ve.

Hasta esta isla y a otros destinos como Trinidad y Tobago viajan los bachaqueros —la mayoría de las veces por vía lacustre— cargados de rubros criollos.

Así amplían su ilícito a otras fronteras además de Colombia, la vecina nación a donde llega más del 50% de los alimentos enviados al estado Zulia, según revelaciones recientes de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional (AN).

Pirela advierte que los culpables tienen un nombre: “Son los bachaqueros de Punto Fijo. Los traen por las costas. No pagan impuestos y reciben dólares que, al cambio, les resulta beneficioso”, comenta con una mezcla de rabia y tristeza al hablar del segundo problema que más preocupa a los venezolanos, después de la inseguridad.

Desde hace una década, el contrabando de combustible, comenzaba a moverse en zonas como la Guajira, pero ahora la situación tiene visos graves.

“Eso no es nuevo. En una oportunidad vi a una china con unos venezolanos que le traían dos pacas de harina”, comenta Pirela sobre un delito que une a gente de nacionalidades distintas para consumar un fin delictual.

Venezuela tiene la bendición de contar con más de dos mil kilómetros de costas, pero entre esos paisajes hay gente que la desangra sin piedad.

“Lo que se está viendo es muy fuerte, no solo las colas que hacen las personas cuando llega un producto a un supermercado, es lo otro, un fenómeno como el bachaqueo, que creíamos era solo del Zulia, ahora llega a todo el país. Se ha acrecentado”, señala una fuente de contraloría social que labora en Oriente.

“Eso está full en Trinidad y Tobago”, dice para referirse a la abundante cantidad de mercancía, entre alimentos y productos de aseo personal que son vendidos libremente.

“Los exponen, están a la vista, y los ofrecen libremente, así como lo hacen en Colombia, y la mayoría de lo que tienen son productos regulados”, agrega para advertir la grave realidad.

Sobre la extracción vía lacustre en la región zuliana, el secretario de Seguridad, Jairo Ramírez, dijo que no podía descartarse esta modalidad. “La parte fluvial es muy amplia y ya se coordinó junto con el mayor general Rubio Silva un despliegue por el Lago con salida hacia el Golfo con la marina y la Guardia Costera, para evitar que salgan los productos de la cesta básica”, expresó el funcionario.

Los bachaqueros no solo salen del país por Punto Fijo, aprovechando que en menos de dos horas, estarán en Aruba, también toman otros “caminos verdes”, para irse a Brasil.

“Son grupos grandes, que no solo sacan cosas vía marítima, también lo hacen por tierra, vía Ciudad Bolívar”, agrega una fuente de la contraloría social que trabaja en el Oriente venezolano.
“Hacia Brasil eso está abarrotado de productos nuestros. Ellos (los bachaqueros) toman el producto y lo distribuyen. Ahí se ve de todo un poco: harina, azúcar, pasta y leche”, detalla sobre el movimiento de rubros que se da en la frontera con el país sureño.

Ponerle freno al ilícito será como librar varias batallas y en eso está claro Diosdado Cabello, quien el jueves, en su visita a Maracaibo, fue enfático. “¡Habrá una declaración de guerra contra el contrabando!”.

Su anuncio vino reforzado con otros, como el cambio de 43 oficiales militares, entre comandantes y de otros rangos. Renuevan las filas de quienes, desde las Fuerza Armada Nacional Bolivariana, deben asumir roles de control y vigilancia en el Zulia.

“Hemos detectado que hay sectores en algunos municipios, como Lagunillas, donde existe toda una organización de bachaqueros. Es insólito porque hasta tienen un sueldo diario, tienen listas. Esos son los que van a los locales, pero detrás hay gente de poder, quienes son las verdaderas cabezas del negocio”, confiesa un funcionario, reservándose su identidad.

Hacia el municipio Guajira los contrabandistas tienen rostros comunes. “He visto niños, mujeres, maestras, jóvenes, metidos en ese negocio, porque sencillamente, quieren dinero, la ambición les ganó y ya no les importa desangrar al país”, reflexiona una funcionaria gubernamental, habitante de esa zona.

Entre la turbulencia renace la esperanza, al menos así razona el contralor social. “Se dio un primer paso para atacar el contrabando con la aprobación de la Ley de Precios Justos”.

El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza también reiteró, durante su visita a Maracaibo por el Día de la Zulianidad, la contundencia que tendrán para con este delito.

“Esa ley (Orgánica de Precios Justos) se aprobó para hacer justicia y aquí tiene una importancia fundamental porque aquí atacará el contrabando de extracción alimentos y combustible, y va a ser muy útil para la especulación, que roban poniendo los precios que no se corresponden con una lógica. Aquí estamos nosotros dispuestos con el alto mando (militar). Lo que tenemos que hacer para ponerle fin al contrabando, siempre respetando los derechos humanos”, afirmó.

El presidente de la República, Nicolás Maduro ha sido claro también.
“Vamos a activar un plan especial, el Plan de Choque Colombo-Venezolano contra el contrabando. Le vamos a meter las tenazas al contrabando y los vamos a triturar, vamos a triturar a las mafias que dirigen el contrabando, que tanto afectan a la economía nuestra”.
Colombia y Venezuela se disponen, este 6 de febrero, a generar acciones conjuntas que corten los tentáculos que promueven este delito.