Cinco cosas que no pueden faltar en una caja de herramientas

Todo tipo serio que se precie de serlo debe tener una buena caja de herramientas. También debe cuidarla como un tesoro, no solo por lo que cuestan mucho (monetariamente hablando), sino también por el valor sentimental que tienen y todo lo que ayudan.

Desde tiempos remotos el hombre diseñaba sus propias herramientas. Hoy la vida es más sencilla, no debes diseñarlas aunque sí comprarlas y cuidarlas. Pero antes debes aprender a reconocerlas y por eso queremos ayudarte:

1. Dos buenos martillos:

Así como lees, no solo uno: son dos. El primero debe ser de metal, con el peso justo para martillar un clavo en la pared; el segundo debe ser de goma, para ensamblar muebles modernos y realizar pequeños ajustes en el hogar, como solucionar un desperfecto en objetos de metal.

2. Clavos y tornillos:

En lo posible, debes tener estuches con diferentes tamaños y formas. No te imaginas lo útiles que resultan y cómo ayudan a resolver distintas emergencias. Los clavos y los tornillos son de esos objetos que nunca sabes que los necesitas, hasta que los necesitas.

3. Destornilladores de estría y de paleta:

Los destornilladores son como el perro: los mejores amigos del hombre. Los necesitas en tu carro, en el hogar, en la oficina y en todos lados.

Continúa leyendo el artículo en Un Tipo Serio