Decreto de Protección Patrimonial limitará protestas en centro de Valencia

Foto El Carabobeño

El gobernador Francisco Ameliach, mediante decreto 376, declaró Zona Objeto de Protección Especial Patrimonial y Cultural, “para fortalecer la actividad turística”, el perímetro comprendido entre la avenida Soublette, calle Libertad, avenida Urdaneta y calle Comercio en Valencia, publica El Carabobeño.

De acuerdo con el decreto, publicado en la Gaceta Oficial extraordinaria 4817, del 17 de enero de 2014, en esa zona, no se podrán efectuar manifestaciones, concentraciones o reuniones públicas que pudieran poner en riesgo, o detrimento, edificaciones que constituyen parte del patrimonio histórico y cultural por su valor arquitectónico e histórico.

Los inmuebles protegidos son el Capitolio de Valencia, sede del gobierno de Carabobo; el Teatro Municipal, la Iglesia San Francisco, la antigua sede de la facultad de Derecho hoy Centro de Interpretación Histórica, Cultural y Patrimonial de la Universidad de Carabobo, la Plaza Sucre, la Catedral y La Casa de La Estrella. El decreto excluye la Casa de los Celis, en la avenida Soublette y la Casa de los Hernández de Monagas, en la Plaza Sucre, sede la escuela de teatro Ramón Zapata, declaradas, en años anteriores, bienes patrimoniales del estado Carabobo.

Posiblemente, por no estar en el área seleccionada, no está incluida la Casa del general José Antonio Páez, situada en la avenida Boyacá cruce con Páez, Patrimonio Histórico de la Nación. El inmueble se encuentra cerrado para trabajos de reparación desde agosto del año pasado.

En los considerandos del decreto se destaca, como deber del ejecutivo estadal, tomar medidas que considere necesarias para garantizar el mantenimiento del orden, la moral, la decencia pública, la seguridad ciudadana, la paz social y protección de las personas y las propiedades.

“Es deber del ejecutivo estadal: la conservación, protección y aprovechamiento de los espacios que integran el acervo histórico y patrimonio cultural del estado Carabobo y de los bienes inmuebles que allí se encuentran, procurando su prevalencia para el disfrute de las generaciones actuales y futuras”, dice otro considerando.