Hay indicios de un nuevo caso Pdval en Puerto Cabello

Foto El Carabobeño

La diputada a la Asamblea Nacional Deyalitza Aray denunció que hay todos los indicios de que en el puerto de Puerto Cabello se registra un presunto nuevo caso Pdval. Esto tras el anuncio de que en estos espacios estarían más cinco mil contenedores posiblemente en condiciones de abandono legal, que podrían tener en su interior comida descompuesta, informa El Carabobeño.

Lo dicho por el jefe del Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía, Hebert García Plaza, es la confirmación de las denuncias que hemos hecho desde hace algunos meses y que no han sido escuchadas por las autoridades, señaló.

La parlamentaria instó al Gobierno nacional a incorporarla junto a otros diputados a las verificaciones que se están efectuando en la terminal marítima local. Hasta la fecha han sido inspeccionados 136 furgones, en su mayoría con alimentos.

Aray quien es miembro de la comisión de Contraloría, calificó de criminal, que la comida se esté perdiendo cuando hay tanto desabastecimiento en el país, cuando los venezolanos en general, deben hacer largas colas y hasta pernoctar a las afueras de algún establecimiento para poder comprar harina precocida, leche, margarina u otro producto de la cesta básica.

La representante de Proyecto Venezuela dijo que es inaceptable que se produzca una reedición del caso de Pdval o “Pudreval” en el año 2010, porque gran parte de la importación de rubros alimenticios está en control del Estado, así como la asignación de las divisas para esas compras en el extranjero.

“Exigimos saber cuál es el estatus real de esos más de cinco mil contenedores, en qué condiciones está la mercancía que traen. El pueblo necesita una explicación”, apuntó.

El alerta

Aray avizoró que el Gobierno se prepara para anunciar y justificar la aparición de un nuevo caso de descomposición de alimentos en el principal puerto del país. “Se trata de una alerta porque el país se encuentra con una altísima crisis de desabastecimiento. Los venezolanos no van a permitir que se siga jugando con el hambre de un pueblo”.

De nuevo insistió en que se haga una inspección profunda a todos los puertos del territorio nacional, pues estos no tienen las condiciones óptimas de almacenaje y menos ante una desmesurada importación de rubros. Recordó que el mayor importador de alimentos es el Estado venezolano.

La diputada recalcó que cuando se produjo el escándalo de Pdval en 2010, se habló de un primer hallazgo de 1132 contenedores, más de 130 mil toneladas de alimentos en mal estado. Muchos fueron enterrados en Diacoquerce y otros incinerados.

El año pasado -recordó Aray- el ministro de Alimentación, Félix Osorio, informó sobre la adquisición de 760.000 toneladas de alimentos que vendrían al país para atender la demanda. “Este mismo funcionario estuvo al frente cuando el caso Pdval y sigue en el cargo lo que es inadmisible”, sentenció.

“No sabemos en qué se invirtió el dinero o por qué se mantiene la incapacidad para importar y al mismo tiempo para almacenar y distribuir. Todo lo quieren tapar diciendo que hay una guerra económica”, acotó la parlamentaria de la AN.