“Azul y no tan rosa” impulsa debate sobre los derechos igualitario en Venezuela

Para los activistas y defensores de los derechos de los homosexuales y transgénero, el largometraje venezolano “Azul y no tan rosa” nominada como mejor película Iberoamericana en los premiso Goya, impulsa el debate de los derechos igualitarios en Venezuela.

Edgar Baptista, vocero de la Organización No Gubernamental, Proinclusión, destaca que esta pieza dirigida por Miguel Ferrari, logró visualizar y sensibilizar sobre la discriminación intrafamiliar y los crímenes por homofobia.

Por su parte, José Ramón Merentes, coordinador general de la Asociación Civil Unión Afirmativa de Venezuela y quien contrajo matrimonio hace pocos días, en la ciudad de Buenos Aires, resalta que “Azul y no tan rosa” nace en medio de un cambio cultural que se está viviendo en Venezuela frente al tema de la homosexualidad, impulsado por Internet, las redes sociales y el cine venezolano.

“La película se convirtió en un elemento importante dentro de este cambio que se está viviendo en Venezuela y logró sensibilizar al menos 600 mil personas sobre la homofobia y las consecuencias en las parejas homosexuales”, subraya.

Aunque considera que no es el único elemento que influye en el debate sobre este tema, el representante de proinclución asegura que la película allanó el camino para la presentación del proyecto de Ley de Matrimonio Civil Igualitario, ante la Asamblea Nacional, para su debate.

“En 2011 presentamos ante la AN varios aspectos de protección legal que incluían derechos de parejas uniones civiles, cambio de género y nombre, sin embargo no se discutió (…) este año se está proponiendo una reforma al Código Civil, por lo que se presentó este proyecto que está vinculado directamente con esta normativa. Además mucha gente nos está apoyando”, destacó.

Espera que este 2014 sirva como escenario para la discusión y aprobación del proyecto, considerando que no es año electoral.

Insiste que aunque este proyecto deja por fuera otros derechos igualitarios, se convierte en un primer paso para su reconocimiento.

Destacan además el papel de los medios de comunicación, en especial del cine venezolano, en la sensibilización y concientización del tema. Resaltan que la nominación de la película inspirará futuros proyectos cinematográficos, “como ya está sucediendo”.

“Azul y no tan rosa” buscará este domingo traerse a Venezuela el primer galardón otorgado por la

Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Nominación que no había logrado ninguna película venezolana, des hace quince años.

Información: Globovisión