Detuvieron a un pasajero ebrio que intentó desviar un avión a Sochi

Un avión turco procedente de Ucrania fue forzado a aterrizar este viernes en Estambul escoltado por un caza F-16 después de que un pasajero, aparentemente borracho, intentara desviar el aparato a Sochi, en plena ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno. AFP

El pasajero, un ucraniano de 45 años, fue detenido por las fuerzas especiales turcas unas horas después del aterrizaje del Boeing 737 de la compañía turca Pegasus en el aeropuerto Sabiha Gökçen, indicó Huseyin Avni Mutlu, gobernador de la megalópolis turca.

Los 110 pasajeros que viajaban en el avión con destino a Estambul fueron evacuados sanos y salvos, afirmó Mutlu ante la prensa.

“Durante la evacuación de los pasajeros, que fue posible tras una negociación con el pirata del aire, un comando se infiltró en el avión y controló rápidamente al hombre” hacia las 22:00 locales (20:00 GMT), añadió.

El hombre, que no estaba armado ni llevaba una bomba, fue llevado a una estación de policía para ser interrogado, según Mutlu.

Según las autoridades turcas, poco después del despegue, este hombre intentó entrar en la cabina de pilotaje y amenazó con detonar una bomba si la aeronave no se dirigía hacia la ciudad rusa de Sochi, donde se llevan a cabo los Juegos de Invierno de 2014.

Un portavoz de los servicios de seguridad ucranianos, citados por la agencia Interfax, confirmó que el pasajero, de nacionalidad ucraniana, nacido en 1969, se encontraba “en estado de embriaguez”, y había tratado de entrar en la cabina al grito de “Vamos a Sochi”.

La tripulación lanzó de inmediato la alerta y las autoridades turcas ordenaron el despliegue urgente de dos aviones de caza F16, que escoltaron al avión hasta Estambul.

Unidades de intervención de la policía antiterrorista turca se posicionaron de inmediato alrededor del aparato, estacionado a distancia de la pista de aterrizaje del aeropuerto.

Se podía observar también un gran número de ambulancias, vehículos de bomberos y de policía.

“El pirata del aire pensó primero que había aterrizado en Sochi, se dio cuenta después de un momento que estaba en Estambul”, relató el gobernador.

El hombre resultó ligeramente herido en la intervención de la policía, añadió Mutlu. “Trató de resistirse a la intervención del comando antiterrorista”, declaró a los periodistas que acudieron al aeropuerto.

Este incidente se produjo durante la ceremonia de inauguración de los Juegos de Invierno de Sochi-2014, los más caros de la historia, a la que participaron el presidente ruso Vladimir Putin y otros 44 jefes de Estado y de Gobierno.