Juzgan a una pareja por matar a su hija obligándola a beber refresco

Una pareja de Tennessee enfrenta cargos por homicidio después de que su hija de cinco años muriera por tomar cantidades excesivas de refresco, supuestamente como castigo por beber el jugo de uva de su madrastra, informaron las autoridades.

La menor fue forzada a engullir los refrescos después de que tomara “una o dos bebidas de uva” que pertenecían a su madrastra, informó el fiscal de Distrito, Berkley Bell, a WJHL, la afiliada de CNN.

“Ella fue supuestamente forzada a tomar tanto líquido que causó que los niveles de sodio en su cuerpo bajaran y le causaron una inflamación en su cerebro”, agregó.

Además de tomar más de dos litros de fluidos en unas dos horas, la menor también sufrió otras formas de castigo, detalló Bell a la afiliada. Sin embargo, no especificó qué tipo de castigo fue aplicado.

La menor perdió el conocimiento y la pareja la llevó al hospital el día de Año Nuevo en 2012. Dos días después, la menor fue declarada con muerte cerebral y le retiraron un respirador artificial.

Una investigación de dos años determinó que su muerte fue un homicidio como resultado de una intoxicación de fluidos y agua, informó la Oficina del Sheriff del Condado de Hawkins en un comunicado esta semana.

Randall Lee Vaughn, de 41 años, y su esposa Mary Lavonne Vaughn, de 58 años, fueron acusados cada uno con homicidio en primer grado, dos cargos por negligencia infantil agravada y abuso infantil agravado.

Los residentes de Surgoinsville están detenidos con una fianza de casi 500.000 de dólares.

La pareja no presentó ninguna queja durante su primera aparición ante un juez el viernes, reportó la afiliada de CNN WREG.

La información sobre los abogados de los acusados no estuvo disponible de inmediato. El juicio está programado para empezar en octubre próximo.

Información: CNN