Nuevo mercado de dólar permuta arranca este mes

(Foto AFP)

El vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, explicó este viernes que la modificación a la Ley de Ilícitos Cambiarios, en la que trabaja actualmente el Ejecutivo nacional, permitirá que empresas públicas y privadas puedan ofrecer dólares dentro de un nuevo sistema cambiario.

“Es un sistema complementario. En la orientación general de proteger nuestras reservas, nuestras divisas, las divisas que son para el pueblo, proteger la economía real, nosotros estamos de acuerdo con que otros sectores privados deben tener la oportunidad de colocar sus divisas para el funcionamiento de nuestra economía, solo que nosotros, con las nuestras, producto de la renta petrolera, vamos a garantizar lo que consideramos esenciales en nuestras prioridades”, señaló Ramírez.

En Venezuela, el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) autoriza las divisas para los sectores prioritarios, a un tipo de cambio preferencial de 6,30 bolívares por dólar. Al mismo tiempo, existe el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), un mecanismo de subastas a través del cual semanalmente este Centro convoca a sectores específicos para que obtengan moneda extranjera. Esta tasa fluctúa, y ha permanecido desde diciembre en 11,36 bolívares por dólar.

Ahora, se trabaja en este nuevo esquema que, indicó Ramírez, permitirá efectuar una permuta (contrato por el que se entrega una cosa a cambio de recibir otra) y traer divisas para ofrecerlas en ese mercado nuevo.

El Vicepresidente para el Área Económica aclaró que este nuevo sistema no funcionará como el que se eliminó en 2010, pues éste implicó mecanismos que fueron violentados, implicaron ilícitos y procesos judiciales.

“Será más transparente. Permitirá que distintas empresas públicas y privadas puedan participar”, afirmó Ramírez.

Explicó que la Ley, que data de 2005 y fue reformada en 2010, está sometida a revisión por un equipo legal del Ejecutivo que presentará orientaciones sobre su modificación.

El mercado permuta que se eliminó en 2010 involucró a casas de bolsa por medio de las cuales se comercializaban bonos que luego podían cambiarse por divisas, pero se generó un mecanismo especulativo que presionó el monto del dólar paralelo. Por eso, se reformó la Ley y se excluyeron a las casas de bolsa, que también habían practicado delitos como usurpación de identidad, falsificación de documentos, legitimación de capitales y estafa.

AVN