Diez maneras para quemar grasas y mantenerlas “a raya”

Foto Referencial

Una cosa es entrenar duro todos los días para el lograr el peso y la figura deseada, mientras que mantenerte es otra cosa totalmente distinta. Aquí te decimos 10 formas para que quemes ese peso extra que pudiste haber agarrado en diciembre y no vuelvas a recuperarlo:

1. Come proteína

No solo te ayuda a crear músculo, sino también ayuda a mantenerlo durante períodos de restricción calórica. Además, alimentos ricos en proteínas como las carnes y el huevo sacian por más tiempo el hambre en comparación a otras comidas, por lo que ayudan a evitar comer de más durante el día.

2. Dale a las pesas

Con una hora de trote podrás quemar más calorías que una hora levantando pesas, pero las pesas hacen que el cuerpo siga quemando calorías después del ejercicio y este efecto puede llegar a durar días. Esto se debe a que el cuerpo busca regenerar el músculo por el esfuerzo, ocasionando que utilice las reservas calóricas del cuerpo: las grasas. Además, contribuye al proceso metabólico que tu cuerpo utiliza para quemar estas al liberar testosterona y hormona de crecimiento.

3. Cuidado con las meriendas

Después de una dieta, no hay nada mejor que darse un “gustico”. Desafortunadamente, estudios han demostrado que las meriendas tienden a tener, en promedio, 500 calorías cada una. Esto sumaría unas 3.500 calorías semanales a tu dieta si lo haces todos los días. Merienda un poco menos y de manera inteligente.

4. Toma agua

Muchas veces el cuerpo interpreta como hambre lo que en realidad es sed. Por lo tanto, mantenerte hidratado consumiendo, por lo menos, 2 litros de agua diarios, evitará que tu cuerpo te pida más comida de la que necesitas. Tomar café o té verde también te ayudará y activarán tu metabolismo.

5. No dejes de moverte

El movimiento es lo que mantiene tu cuerpo activo, así que si tienes un trabajo de oficina, necesitarás mucho más que ejercitarte 1 hora al día por 3 días a la semana. Camina, utiliza las escaleras en vez del ascensor, etcétera. Cualquier tipo de movimiento, sin importar cuan trivial pudiese llegar a ser, te ayudará a mantenerte “a raya”.

Continúa leyendo el artículo en Un Tipo Serio