Disidencia acoge con escepticismo y críticas la negociación de la UE con Cuba

Foto Referencial

Miembros de la disidencia interna de Cuba acogieron hoy con escepticismo y tono crítico la decisión de la Unión Europea (UE) de negociar un acuerdo con la isla y reclamaron que el bloque comunitario no traicione su compromiso con los derechos humanos.

“No es el momento de establecer una relación bilateral por parte de la UE con el gobierno de Cuba porque no respeta los derechos humanos” y “hay que exigirle ese respeto”, según las “Damas de Blanco”, grupo que recibió en 2005 el “Premio Sájarov” que concede el Parlamento Europeo para reconocer la defensa de los derechos humanos.

En declaraciones a Efe, Berta Soler, la líder de este grupo disidente femenino, advirtió a la UE que una relación de cooperación y diálogo político no va a beneficiar al pueblo cubano, porque “todos los recursos que reciba el gobierno los va a utilizar para mantenerse en el poder y perfeccionar su maquinaria represiva”.

Soler recordó que el régimen cubano nunca ha respetado la llamada “posición común” (que desde 1996 condiciona las relaciones de la UE con la isla a avances democráticos) y sigue “actuando con impunidad y mucha represión y violencia”.

Otro “Premio Sájarov” cubano, el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas, cree que “hay que esperar” al resultado de la negociación pero recordó a la UE su compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y demandó al bloque que mantenga “la presión” sobre el gobierno de Cuba para que “los respete”.

“Si la UE no cumple ese compromiso nos sentiremos traicionados”, dijo a Efe Fariñas, quien está dispuesto a devolver el “Premio Sájarov” que le fue otorgado en 2010 si Bruselas incumple “sus propios principios”.

Por su parte, el veterano activista Elizardo Sánchez, que encabeza la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), declaró su “escepticismo” respecto a las negociaciones de la UE con un gobierno que “no está dispuesto a hacer las reformas que requiere y necesita el país”.

Sánchez criticó la “falta de respuesta” del Gobierno cubano en sentido general para que mejore la situación de los derechos humanos en la isla.

“Es visible que la UE se ha movido más allá de la mitad del camino para acercarse al gobierno de Cuba, el cual no se ha movido un milímetro para responder a las exhortaciones del bloque europeo”, aseveró.

No obstante, Sánchez deseó que la Unión Europea tenga éxito en el camino que ha decidido iniciar con Cuba.

El Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobó este lunes abrir la negociación de un acuerdo de diálogo político y cooperación con Cuba para profundizar sus relaciones, acompañar las reformas emprendidas por el Gobierno de Raúl Castro y fomentar mayor respeto por los derechos humanos en el país, aunque mantendrá en vigor su política unilateral de “posición común”.

El Gobierno de la isla no se ha pronunciado aún sobre la decisión del bloque, que ha sido comunicada formalmente este lunes a la Cancillería cubana por la delegación de la UE en la isla.

Las autoridades cubanas consideran a los disidentes “contrarrevolucionarios” y “mercenarios” al servicio de Estados Unidos. EFE