Redada por prostitución en ciudad china tras reportaje de TV

(Foto AFP)

La redada policial que siguió a un reportaje de la televisión oficial china sobre la prostitución en la ciudad sureña de Dongguan, bautizada como la “capital del sexo” de China, ha generado una inesperada campaña de apoyo hacia la urbe en las redes sociales del país.

En menos de veinticuatro horas, Dongguan, situada en Cantón y famosa por ser una de las principales ciudades chinas de la que proceden los productos exportados, se ha convertido en la protagonista de la prensa y las redes sociales nacionales.

El detonante fue un reportaje emitido ayer, domingo, por la cadena de televisión CCTV que, mediante cámaras ocultas, “denunciaba” la rampante prostitución en la metrópolis, algo que no es sino un secreto a voces en el país asiático.

Pese a no tratarse de un tema especialmente novedoso, la Policía de Dongguan se puso enseguida manos a la obra y desplegó un imponente dispositivo de 6.500 efectivos para registrar las supuestas casas de lenocinio.

Este lunes, 12 presuntos burdeles (entre ellos hoteles y centros de masajes) habían sido cerrados y 67 personas detenidas, según la oficina de seguridad pública de Dongguan.

El mismo secretario general del Partido Comunista en Cantón, Hu Chunhua (uno de los 25 miembros del Politburó), dio órdenes estrictas al respecto y dos jefes de Policía de la ciudad fueron suspendidos, según la prensa oficial.

Pese al conservadurismo de la sociedad china -cada vez menos palpable- en temas como la prostitución, su consabida expansión en Dongcheng o la rápida respuesta policial han sido, entre otros factores, los principales argumentos en las redes sociales para calificarlo de “cínico” e “hipócrita”.

Así, frases como “Hoy todos somos de Dongguan” han sido reenviadas este lunes hasta 130.000 veces en Weibo, el Twitter chino, siendo la segunda principal búsqueda del día.

Algunos preguntaban “cómo puede ser que más de 6.000 policías sólo detengan a 67 personas”, lo que hacía considerar a otros que pudo haber “chivatazos” entre los policías para que los colegas involucrados en la prostitución huyesen de la ciudad.

En tono menos serio, otra escena tragicómica vivida en la redada y plasmada por el diario “China Daily”, la de dos personas detenidas en un hotel que fueron liberadas por la Policía tras comprobar que eran pareja, era comentada por más de 1.000 usuarios.

“¿Alguien quiere todavía pasar la noche de San Valentín en un hotel con su novio?”, escribía con sorna al respecto un usuario de Weibo.

El tono de incredulidad y crítica en las redes sociales fue interpretado hoy por un veterano periodista chino, Shi Feike, que escribía en su cuenta de la red social: “la inesperada reacción del público subraya el gran desacuerdo entre la sociedad y las autoridades”.

Ubicada entre Guangzhou (capital de Cantón) y Shenzhen, la última redada policial en Dongguan -que, con una población de menos de 10 millones de personas, tiene unas 300.000 trabajadores sexuales, según la prensa oficial- fue en 2010, con un saldo de 57 detenidos pero sin el debate social surgido esta vez. EFE