Tachirenses en las calles muestran su descontento por la realidad el país

(Foto/Omar Hernández)

Mujeres vestidas de negro, estudiantes, padres de familia y dirigentes políticos salieron el día de ayer a protestar de manera pacífica exigiendo la liberación de los estudiantes: Reinaldo Manrique de la Universidad de Los Andes -ULA-, Leonardo Manrique de la Universidad Católica del Táchira -Ucat- y Jesús Gómez de Javu, quienes fueron trasladados a la cárcel de Coro, donde continuará su proceso judicial sobre los hechos ocurridos el pasado jueves en Residencia Oficial de Gobernadores.

Diario de los Andes

La concentración para la caminata tuvo lugar en la avenida España, desde donde con consignas, pancartas y banderas de Venezuela, hombres, mujeres y niños vestidos en su mayoría de negro, le solicitaban al gobernador José Gregorio Vielma Mora no reprimir a los estudiantes, ni encarcelar a líderes juveniles por sólo pensar distinto.

Madres de familia aseguraron que se mantendrán en las calles respaldando la protesta pacífica para exigir la liberación de los universitarios, así como para que se acabe el desabastecimiento, el contrabando, la especulación, el acaparamiento, la inseguridad y la corrupción.

“No podemos permitir que eso siga sucediendo. Por eso estamos aquí las amas de casa, madres de familia. Yo le pregunto a los efectivos militares si no tuvieron una madre, hermanos y si no tienen hijos, que no respetan a los estudiantes y permiten que se instaure esta dictadura”, dijo Carmen García, manifestante.

Por su parte Ana García, expresó su dolor por la situación de los menores de edad detenidos, así como de los tres jóvenes que fueron llevados a Coro. “Les violaron el debido proceso, los juzgó una persona identificada con el Gobierno, en una jurisdicción militar cuando ellos son civiles. Los videos que mostraron no corresponden con la fisionomía de esos muchachos, pero el Gobernador y la Primera Dama se están vengando porque piensan distinto”.

“En desobediencia”

Al llegar a la intersección entre la avenida Carabobo y Ferrero Tamayo, donde se mantiene la vigilia a favor de la liberación de los hermanos Manrique y Jesús Gómez, estudiantes de las distintas casas de estudio anunciaron que se declaran en desobediencia civil hasta que exista una respuesta del Gobierno.

“No tenemos miedo. Los que están en Coro tendrán el apoyo de toda la colectividad tachirense y toda la comunidad universitaria a nivel nacional. Tenemos que activar la Constitución Nacional y salir a la calle, porque la Carta Magna nos da la oportunidad de protestar pacíficamente, porque el principal responsable del desastre que vivimos todos los venezolanos, es Nicolás Maduro”, dijo Fernando Márquez, estudiante universitario.

A salir el 12 F

El dirigente juvenil Jackson Rodríguez hizo un llamado a la colectividad a salir a manifestar de manera pacífica pero contundente, el próximo 12 de febrero cuando se celebra el Día de la Juventud, por cuanto recordó que existe una convocatoria nacional para que la ciudadanía en general salga a expresar su descontento frente a la represión, el desabastecimiento, la devaluación y el cerco mediático.

Rechazó de igual manera que los estudiantes hayan recibido su audiencia en la sede del Comando Regional Número 1 -Core-, pues recordó que eso sucedía era en la Segunda Guerra Mundial, cuando los Nazis llevaban a su gente a la guarnición militar como si fueran terroristas.

“Fuimos rodeados”

En horas de la mañana de ayer, los estudiantes que amanecieron en vigilia por la liberación de estudiantes detenidos, fueron rodeados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, del Sebin y de la Policía Nacional, quienes habrían llegado con una actitud amenazante.

Jean Carlos Omaña le hizo un llamado al gobernador José Vielma Mora para que se dé cuenta que cualquier joven que está siendo carne de cañón y reprimido, puede ser su hijo, y reiteró que se mantendrán en pie de lucha hasta que se les dé una respuesta. “La consigna de esta lucha es, la justicia por nuestros compañeros”. MD

“Mantendremos la vigilia”

El dirigente estudiantil Jeferson Rojas de la Universidad Católica del Táchira, anunció que se mantendrán en vigilia en la intersección de la avenida Carabobo con Ferrero Tamayo, hasta que sean liberados sus compañeros detenidos. Destacó que la única manera de levantarla es que corran un peligro inminente.

“Si hay necesidad de intensificar la manifestación, lo haremos, porque esto es un apoyo a nuestros compañeros de lucha. Les pedimos a todos, a la sociedad civil que nos siga acompañando como hasta ahora”, dijo.

Más información en Diario de los Andes