Juan Antonio Muller: Sordera, Represión y Censura

La  brutal represión contra la manifestación estudiantil  en el Día de la Juventud y la censura a los medios que produjo un bloqueo informativo no son eventos nuevos. La utilización en la capital de grupos facinerosos  armados por funcionarios públicos viene de la época cuando Fredy Bernal llegó a la alcaldía del municipio capitalino. Igual sucede con el bloqueo informativo, bastaba encadenar los medios radioeléctricos, para que el pueblo no tuviera acceso a lo que está ocurriendo. Conatel incluso, ordenó sacar de la parrilla de las cableras al noticiero colombiano NTN24 por ser el único canal que estaba informando oportunamente la verdad a los venezolanos.

Ante el clamor de las protestas viene la sordera oficial. Así se le aplicó a los sindicatos de la prensa que marcharon hasta la sede de CENCOEX solicitando la entrega de divisas a los periódicos para la importación de papel.  El nuevo zar de las divisas no tuvo siquiera el gesto de enviar a uno de sus subalternos a recibir a los solicitantes. La fiscal se hizo la sorda ante la solicitud de los estudiantes para que soltaran a sus compañeros detenidos y torturados. Pero fue más allá, acusó a los manifestantes de terroristas contra el estado. Una declaración que mancha la majestad de su cargo y la coloca como testaferro del gobierno.

El Presidente de la república ignora los llamados de la Iglesia por la paz y el cese de la violencia mientras, cual dictador, pide a ministros y militares aplicar mano dura contra los  “golpistas”.

Las autoridades económicas se niegan a recibir a los legítimos representantes de los empresarios, escuchar sus quejas por la ley de precios y la falta de divisas así como sus ideas para resolver los problemas de la inflación y escasez. Venezuela desamparada.

Juan Antonio Muller

Juaamiq249@cantv.net