La brutal represión ni amedrentó ni acabó con la protesta por @damianprat

La brutal represión

ni amedrentó ni

acabó con la protesta

(Igual hay que enfocar)

 

 

Durante 4 largos días con sus noches, la protesta de la juventud estudiantil en Puerto Ordaz fue muy creativa, con actividades de impacto, motivadora y en extremo pacífica. Ni un solo incidente de violencia. Pancartas humanas gigantes, mensajes contundentes, cadenas humanas. Sumó apoyos e incorporó a miles. Incluso lograron un “diálogo”  con funcionarios policiales y militares que siempre deja huella positiva hacia el mediano plazo.  En buena medida un caso de “resistencia pacífica”.  Solo he escuchado un par de observaciones que bien valdría la pena que ellos analizaran:  de haber abierto el paso varias veces de cada jornada habrían interactuado con mas ciudadanos. Eso es especialmente importante ante el cerco de censura en muchos medios de comunicación.  Mensajes y acciones para llegar mas a otros sectores de la comunidad.  Los problemas populares -escasez, desabastecimiento, las infernales colas, la criminalidad impune, la ruina industrial-  con mas intensidad.  La protesta social en Guayana es, como sabemos,  permanente y frecuentemente explosiva, con trancas, paros y conflictos, solo que cada sector queda aislado de los otros y cada lucha se da “al detal”.  Esta protesta de hoy, de naturaleza mas amplia y política, puede enlazar a muchas.

A las 4 de la madrugada amaneciendo el domingo, todo cambió.  ¿Acaso la visita el día anterior de altos jerarcas psuvistas trajo ordenes de crear violencia mediante la represión?.  ¿Orden de “acabar esa protesta a como diera lugar”?  ¿Esos visitantes del alto gobierno “no durmieron” supervisando la operación represiva?.  Lo cierto es que vino un “asalto” con violencia, tanquetas militares, gases lacrimógenos en cantidades descomunales, persecución, hostigamiento violento a los jóvenes pero también a la comunidad de los alrededores que les dio mucha solidaridad.  Con alevosía y nocturnidad.  Con ensañamiento y durante al menos cinco horas.  En algunos edificios –relatan los vecinos y testigos-  la cosa fue asfixiante.   Los planificadores militares del asalto habrán calculado que una ofensiva tan dura y prolongada disolvería la protesta.  Pero no fue así.

Tras horas de replegarse, refugiarse, enfrentar los gases y la violencia, con unos cuantos lesionados severos a perdigonazos e incluso con golpes de lacrimógenas evidentemente lanzadas a corta distancia de la persona, las fuerzas de asalto militar cesaron el ataque.  Los estudiantes contados por miles, con nuevas incorporaciones de muchachos que corrieron a sumarse, con cientos de vecinos, trabajadores, empleados, ciudadanos a quienes la indignación les llenó el alma de voluntad de participar.  Fue así que ya para inicios de la tarde la manifestación era multitudinaria.   Fracasó  la brutalidad represiva como método de imposición política.

Hay en todo esto un cierto triunfo moral que sin embargo no debe opacar la necesidad de enfocar mucho mejor la lucha. Combinar esta hermosa capacidad de lucha y protesta con la movilización y la protesta social. Y con acciones para sumar.  No tiene sentido hablar solo “yo con yo”. Uno puede comprender las reacciones de angustia y desesperación de millones por el desastre económico, social, institucional y democrático en que nos tiene la falsa revolución. Angustia que  deriva hacia el “vete ya” que, ya sabemos, es estéril. Cualquiera que me lea con alguna frecuencia sabe que también es mi angustia y mi razón de lucha indeclinable.  Solo que la política (con P mayúscula)  es mucho mas que voluntarismo.   Indispensable es lograr comunicación con el otro medio país (o parte de él no tan fanatizado) y la extrema polarización no ayuda. De hecho, por eso el gobierno insiste en insultos, agravios, descalificaciones.  Para impedir cualquier diálogo “en las bases”.  Versiones ridículas como la  del “golpe de estado en marcha”  solo tienen por objeto fanatizar a los suyos para que se represe el descontento o en todo caso para ese descontento y hastío no se traduzca en ruptura.  Para que aún a disgusto, “jueguen cuadro cerrado”. Y cuentan con el control casi total de los medios de comunicación, que sin embargo, encadenan para intentar imponer su “versión única”.  Al menos en su medio-país para que no se le diluya a pesar del desastre económico, la criminalidad y la desmedida corrupción roja. Un país así es inviable.  Como sería inviable un semejante pero a la inversa.

El gobierno, sobre todo en Caracas, ha jugado otras cartas junto con la presión brutal:  el uso de las bandas paramilitares, los “paracos rojos” que ya causó bajas graves.   Generar vandalismo mediante el uso de grupos infiltrados.  Dejar hacer cuando alguna persona o grupos “pierden la cabeza” para desprestigiar la protesta y a la oposición democráticas.  Tapar a fuerza de censura su propia violencia.  El vandalismo provocado (o inventado) de la noche del sábado evidenció escasa conducción política.  Hay que aprender de esas lecciones y de las de episodios que ya vivimos hace una década.  La idea es progresar, crecer, avanzar. Nunca retroceder.  La colosal protesta de Puerto Ordaz, la masiva de Caracas. Las magníficas y emocionantes de Mérida y San Cristóbal.  Y Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Puerto La Cruz, y tantas mas.  Indican, junto con años de resistencia y protestas en todos los campos, incluso el electoral, que es falso que debamos autoflagelarnos  “por no ser como los ucranianos”.  ¡Somos mejores!. Ellos callaron por décadas. Aquí nunca se ha dejado de luchar.

TIP  1:   Demoledor el reportaje de investigación de Últimas Noticias demostrando como ocurrieron los asesinatos del 12F en las inmediaciones de la Fiscalía.  Incluye videos.  Sus periodistas vencieron la censura y colocaron al gobierno en posición difícil.  Ya Maduro no puede seguir inventando historietas-basura para justificar esas muertes, incluyendo la del señor Montoya, culpando a los estudiantes.

TIP  2:  Periodistas valientes, con coraje y principios.  Cuatro casos.  Los 96 periodistas de la Cadena Capriles que firmaron un comunicado rechazando la censura en Ultimas Noticias y la manipulación de la primera plana.  Los cientos de periodistas y trabajadores de la prensa que reunidos en asamblea, se activaron contra la censura enfrentándola en cada medio y buscando medios alternativos.  Los periodistas de Globovisión que con mucha dignidad se rebelaron contra la vergüenza.  Los cientos de trabajadores de la prensa que siguen presionando contra el cerco censura mediante la negación del gobierno a que se pueda importar papel prensa.

TIP  3:   Encendidas las alarmas en el chavismo. El fracaso del mitin del sábado en la avenida Bolívar es un aldabonazo.  Son muchos los chavistas que están muy desmotivados con el desastre Maduro.   Los “genios” de la propaganda roja trataron de tapar todo con una foto de un lleno rojo en ese sitio, pero… ¡se les olvidó el detalle!, de la “Bola Pepsi”  que se ve en la foto y que estuvo sobre ese edificio hasta 2010.  Je je.  La foto era de 2009.

TIP  4:  Retumba la brutal represión del gobierno Maduro contra los estudiantes en la prensa internacional.  No hay forma de tapar la cosa. Son los métodos de las viejas dictaduras militares.  Todavía el reparto de petrodólares y los “negocios”  que todos hacen con el dinero de Venezuela logra mucho silencio y complicidad, pero…. También impacta lo que hizo Maduro con NTN24 y el escandaloso cerco de silencio y censura en las TV nacionales.

TIP  5:  Torpes manipulaciones en el canal 8.  Inventaron un “ataque opositor” a la sede del canal con “bombas molotov”. Y como “prueba” mostraron una botella chamuscada, pero ¡entera!, sin romperse y la mecha apenas sucia.  ¿Por qué no le preguntarían a Jaua y otros que saben de eso?    ¿Y los asesores cubanos de propaganda sucia tampoco saben?.

TIP  6.  ¿Otra vez el trapo rojo de los gringos?.  El mismo truco que usó para tratar de criminalizar y destruir la lucha de los trabajadores de Sidor hace 5 meses.  ¿Se acuerdan?  Los 10 mil sidoristas estaban en huelga, según Maduro, “porque se reunieron con unos diplomáticos gringos que los azuzaron y pagaron” para hacer la huelga.  Ufff.  Cuanto desprecio al pueblo venezolano.

TIP  7:   La rectora de la UNEG.  El sábado se leyó este mensaje en su cuenta twitter.  “Presidente, en Puerto Ordaz no se oyó bien su mensaje y sigue sitiada por 4 pendejos. ¿Podría llamar al Core-8 y dar la orden de actuar?”.   Tan bochornoso y repudiable mensaje que califica a miles de estudiantes como “4pendejos” y pide represión militar, desató una ola de repudio.  Un rato mas tarde, en esa misma cuenta twitter se leyó otro mensaje :  Atención: Mi Cuenta fue hackeada y hasta ahora puedo recuperarla. El twit adjunto en la foto NO FUE ESCRITO POR MI”.  No explicó como recuperó el control de la cuenta en tan solo un rato.  Luego, eliminó la cuenta.

 

Público &  Confidencial

Damián Prat C

depece54@gmail.com

@damianprat (en twitter)

www.publicoyconfidencial.com