Dos periodistas y un fotógrafo agredidos por la GNB en Carrizal

Prender en llamas un caucho fue el detonante de la violenta represión emprendida por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) aproximadamente a las 8: 30 p.m. de este jueves  en las inmediaciones de kilómetro 21 de la carretera Panamericana, municipio Carrizal. diariolaregion.net / Johana Rodríguez

El caso se apoderó de las personas concentradas en el lugar mostrando apoyo y solidaridad al dirigente opositor Leopoldo López,  quienes corrieron en todas las direcciones al ver llegar el equipo antimotines.

En el hecho quedaron inmersos dos comunicadores sociales y un reportero gráfico de periódicos locales, a quienes en medio de empujones amenazaron de muerte.

Ronald Gil, periodista del diario La Región, relató que todo había transcurrido con completa normalidad durante más de dos horas. “Yo estaba por irme a mi casa cuando noté que encendieron el caucho, por lo que decidí devolverme a tomar una foto y fue cuando se armó la sampablera, porque los guardias llegaron disparando y lanzando bombas lagrimógenes sin mediar palabras”.

-En medio de los nervios le dije a mi colega Dayana Ribas, de Últimas Noticias corresponsalía Altos Mirandinos que nos refugiáramos detrás de algún carro. Así lo hicimos, pero el gas de las bombas nos estaba asfixiando, por lo que nos metimos debajo del automotor, donde minutos después fuimos ubicados por GNB quienes nos hicieron salir y en medio de empujones nos obligaron a colocarnos contra la pared.

Gil agregó que mientras amenazaban de matarlos una vez que fueron identificados como trabajadores de medios impresos, vieron como a unos diez metros de distancia otra efectivos agarraban violentamente al reportero gráfico de Últimas Noticias, Keim Ojeda.

“Era angustiante ver que lo tenían allí y lo empujaban mientras apuntaban directo a su cabeza. Minutos después vimos que se lo llevaban. No supimos nada de él hasta dos horas después. Dijo que le habían borrado las fotos y pegado un cachazo en la cabeza”, recordó Gil.

Para leer la nota completa pulse Aquí