Para hacer viable el cambio hay que unir a los venezolanos por @damianprat

thumbnaildamianpratHay detalles importantes.  Uno es la ausencia de multitudes entusiastas “defendiendo” a Maduro.  Cada marcha o contramarcha que han convocado, pese a la movilización de recursos del estado, ha sido débil. No digo que no pueden hacer una buena, pero en otro tiempo ya habrían hecho muchas con multitudes fervorosas. Eso ha estado ocurriendo en muchas partes del país.  Incluso, aquí en Guayana, como ya relaté en columnas anteriores, la “mega marcha obrera”, convocada en cadena por Maduro, el ministro Rodríguez y Rangel Gómez no llegó a hacerse. No pudieron.  Y los intentos de involucrar a trabajadores de las empresas básicas en “contraataques de violencia” no captó a casi nadie.  Lo rechazaron, por supuesto, miles de trabajadores que votan con la Unidad pero también muchos simpatizantes del gobierno. Todo parece indicar que dentro del chavismo popular hay mucho descontento con el gobierno y con Maduro. Hartazgo ante el fracaso.

Pienso, no obstante, que no hay que sacar conclusiones alegres y apresuradas.  El gobierno aún tiene un ancho respaldo popular.  No será mayoría pero sigue siendo importante. La salida no puede pretender ser imponerse sobre aquellos. Tampoco ingnorarlos ni despreciarlos.  Nada que se asemeje a los que oficialismo ha hecho por años con millones de venezolanos que pensamos distinto. Dependiendo de la actitud y el comportamiento políticos de la oposición democrática, aquella desilusión puede producir encuentros o, al contrario, si el fanatismo irracional se impone, los puede empujar de nuevo a “jugar cuadro cerrado” hacia allá.

La indignación ante los atropellos, ante la brutal represión militar y/o paramilitar.  La indignación ante los repetidos insultos y agravios de Maduro y otros jerarcas en cadena.  Ante el “cara’etablismo” de las funcionarias a cargo de los poderes del estado. Esa indignación, digo, es legítima y comprensible.  La clave es que ella no se transforme en ira irracional y que por tanto el ciudadano opositor no asuma las conductas de violencia, sectarismo e intolerancia que son parte del por qué luchamos por el cambio.   Parafraseando la consigna de moda:  “El que se desespera pierde”.  O también “el que se vuelve iracundo y violento, pierde”.

Por estos días he leído unos cuantos tuits de ciudadanos opositores ante los cuales cualquiera podría dudar si sus cuentas han sido hackeadas por alguien tipo Iris Varela. Tal es el lenguaje cargado de virulencia, chabacanería e intolerancia y por cierto, contra la Unidad Democrática, sus dirigentes igual que contra el gobierno.   Claro, también hay algunos que no lo hacen arrastrados por la indignación sino por el cálculo polítiquero.  Grupitos que “a sangre fría” usan los redes, manipulan, que odian a la MUD, por amplia, plural y democrática y tratan con total inescrupulosidad de ganar seguidores sin hacer lucha social ni política, sin “sudar” en barrios, pueblos y ciudades, sin trabajar ni organizar, aprovechando el descontento, a veces legítimo, a veces por angustia, de algunas personas.

En todo caso, el coraje para luchar y perseverar, la indignación que demuestra que hay amor, no deben estar reñidas con la inteligencia ni con “la cabeza fría”.   Venezuela no es viable con un pueblo dividido en odios irracionales.  Es una de las causas del fracaso de la “revolución”,  Sembrar odio y división les ha servido por un tiempo para fanatizar a los suyos y afianzarse en el poder, pero a la larga ha creado una férrea resistencia demostrada en los resultados electorales pero también en las protestas sociales y en esta colosal crisis política.  Esa historia no debe repetirse.

Unir a los venezolanos es una idea clave que debe imponerse por sobre la ira, aun cuando ésta sea comprensible.   El triunfo contra el régimen que ha destrozado a Venezuela, su economía, su industria, que trata de imponer su modelo totalitario, pasa porque la Venezuela democrática, la que lucha y marcha en las calles, la que se organiza y acepta su pluralidad, debe tener permanentes gestos de mano tendida hacia esa parte del pueblo que se ilusionó con la “revolución” e incluso con muchos que hoy siguen “de aquel lado”. No hay peor autogol que el revanchismo, que la violencia irracional, que la amenaza, que parecerse a lo que queremos cambiar. Afortunadamente, en el liderazgo político de la Unidad hay comprensión del asunto aunque a mi juicio faltan iniciativas. Y por eso muchos de los gestos que hacen, a veces no muy “populares” en el ciudadano “radicalizado” por la indignación. Todos debemos asumir ese rol.

Por ejemplo, para mi es obvio que Chávez fue muy mal gobernante, pero debo respetar, con plena convicción humanista y democrática, al venezolano que aún siente tristeza por su partida. De lo contrario, refuerzo ese “Muro de Berlín” de incomunicación edificado por la oligarquía roja que hoy detenta el poder.  Y terminaría “jugando para el rival”. Y así hay otros cien ejemplos.

TIP  1:   Hay un cambio en América Latina y el mundo. Ya se entiende mucho mejor nuestra tragedia y la naturaleza totalitaria del gobierno Maduro.  Aún es algo tenue ese cambio pero allí están los signos. Ayer solo estaban tres presidentes:  el inefable Evo Morales, el de Surinam y… ¡Raúl Castro!, el dictador- interventor en nuestro país. No vino mas nadie.   El parlamento de Chile aprobó tres mociones diferentes y ninguna de ellas favorable al gobierno de Maduro.  Cada moción con tonos diferentes.  Todas con votos de los grupos políticos que son parte del nuevo gobierno de la sra Bachelet y con votos de los partidos que apoyan al gobierno de Piñera.   La Cámara de Representantes (diputados) de EEUU también aprobó acuerdos con 393 votos contra 1.  Días atrás referimos los acuerdos del Parlamento Europeo con alianza entre socialistas, socialdemócratas y “populares” que sumaron 84% de los votos.

TIP  2:  Pero hay mas.  Un diputado “verde”, del partido ecologista europeo, pero además el ícono de la recordada gigantesca rebelión estudiantil francesa de 1968, el “Mayo Francés”, nada menos que el irreverente Daniel Cohn-Bendit, Danny The Rouge, o Danny El Rojo votó y declaró duro contra la represión del gobierno Maduro.  El acuerdo de los ex presidentes Ricardo Lagos (socialista Chile), Fernando Henrique Cardoso (social demócrata Brasil), Alejandro Toledo (Perú Posible) y el Nobel de Paz y ex presidente de Costa Rica Oscar Arias es contundente e inequívoco.  Incluso el silencio de la sra Dilma Roussef ya es un avance. Algo debe ver ella muy mal que pese a tantos intereses económicos de Brasil y pese a los mitos “de izquierda” no ha salido a apoyar a Maduro. Nos molesta que no sea firme, ella que sufrió cárcel del militarismo, pero ya hay un avance.  .

 TIP  3:   Romper relaciones con Panamá y el freno desesperado a cualquier comisión de la OEA son gestos en extremo defensivos.  Y torpes.  Típicos de los militarotes que se auto aíslan para seguir violando DDHH.  No es cierto que los barcos con mercancía hacia Venezuela no podrán pasar por el Canal que es zona neutral por los acuerdos Torrijos-Carter, pero si traerá mas desabastecimiento a la deprimida economía venezolana.  Además, dice que rompe con Panamá “porque es un gobierno lacayo de EEUU”.  Je je.  ¿Y por qué no rompe con EEUU?.  ¿Por qué no cesa de comprarle gasolina, arroz, maíz y mil cosas mas y no deja de venderle petróleo?  ¡Ah! Porque Panamá es un país pequeño.  Todo es farsa e impostura.

TIP  4:  ¿Dónde están los “ocho extranjeros solicitados por terrorismo internacional” que habrían sido detenidos el sábado en Altamira durante la represión militar y paramilitar a una protesta?  Esa cosa irresponsable, tratando de generar zozobra y odio, anunció la ministra Teresa Maniglia y también el canal 8, en sus avances de “noticias”, en su página web y en su cuenta twitter.  Nunca aparecieron.  Allí solo estaba una fotógrafa italiana.   ¿Quién responde por esas informaciones irresponsables?  No son tuits de un ciudadano cualquiera.  Son altos funcionarios y el canal del estado.

TIP  5:  El lenguaje bipolar de la ministra de “información”.  Tuit del 2 de Marzo.   @DrodriguezMinci: Ha vencido la paz en Venezuela. Las hienas no pudieron con el pueblo alegre de la Patria!    Vaya.  “Las hienas y la paz”.

TIP  6:  Ojo con eso que puede ser muy grave.  Maduro hizo un llamado ayer a grupos civiles de sus partidarios a “enfrentar las protestas de la oposición en la calle”.

TIP  7:   Leido en twitter.  1.-  @thayspenalver “Los revolucionarios acabaron con los medios de producción en Venezuela, vivimos de lo importado y ahora rompen relaciones con Panamá…”.  2.-  @rgiustia “Si en Venezuela hay democracia y no se violan los derechos humanos, ¿por qué oponerse tan rabiosamente a una visita de la OEA?”  3.-  @olgak26  “No me impresiona lo que dice Nico… me llama mas la atención su bipolaridad… amenaza, insulta y a continuación usa la palabra ‘Humanismo’… Un caso clínico”.  4.-  @UNsinCensura  “Alrededor de BsF 200 millones pagó PDVSA  a Últimas Noticias por páginas dobles para recordar a Chávez”   5.- @porlagoma  “Le dijo Raúl que dijera” RT “@mldacorte: Maduro “No aceptamos intervencionismo de nadie”.  6.-   @Suhelis  Maduro: “Se acabó el tiempo de traiciones y de traidores”  (Huuummm ¿Y eso con quien fue?)  7.-   @felixseijasr “Los radicales de cada “lado” son minoría, pero hacen mucho ruido.  8.-  @LuzMelyReyes  “Escuchar cantos de sirenas que prometen la luz al final del túnel con el ejercicio de acciones violentas es una fantasía que se cobra caro”.   9.- @LuisCarlos “No hagan caso: en redes los radicales están sobrerrepresentados y hacen más ruido que los demás”. 10.-  @hcapriles  “Lo de Panamá, otra acción irresponsable de Nicolás para tratar de desviar atención de grave crisis en todos los ámbitos del país”.  11.-  @bscharifker  “Doctrina Betancourt: romper con gobiernos que nieguen la democracia. Doctrina Maduro: romper con quienes la demanden”.

 

Público &  Confidencial

Damián Prat C

[email protected]

@damianprat (en twitter)

www.publicoyconfidencial.com