Se normaliza actividad comercial en la frontera

comercios tachira

Las actividades comerciales, de servicio, transporte y educativas en el municipio Bolívar comenzaron a normalizarse este jueves, tras las protestas y bloqueos de las principales vías de comunicación presentadas durante los últimos días.

La Nación

En la zona comercial de San Antonio, la mayoría de los establecimientos abrió sus puertas para recibir a los compradores que frecuentan los diferentes comercios. El paso vehicular y peatonal por el puente internacional “Simón Bolívar” estuvo abierto y centenares de personas del vecino país aprovecharon para venir a comprar.

Las estaciones de servicio de combustible estuvieron funcionando, y desde tempranas horas de la mañana se observaron las largas colas de vehículos para abastecer gasolina. El transporte urbano que presta el servicio en el municipio Bolívar también laboró.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio, Isabel Castillo, expresó que si bien la Constitución de la República consagra el derecho a la protesta, ésta debe hacerse de manera pacífica, y llamó al empresariado y a la población en general a continuar trabajando, porque de lo contrario se agudizarán los problemas que afectan a la comunidad.

“Efectivamente, todo ciudadano tiene derecho a la protesta, siempre y cuando sea de manera pacífica, como los empresarios y personas que viven en la frontera lo han hecho, pero también es importante laborar, porque de lo contrario se agudizan los problemas que hemos venido arrastrando desde hace mucho tiempo”, dijo Castillo.

Se puede protestar pacíficamente, sin lesionar la producción, el comercio, el libre tránsito, agregó. “Se hace un llamado para continuar la protesta pacífica, como se ha venido haciendo, hasta que se puedan solventar los problemas que estamos padeciendo, no solamente en la frontera sino en todo el país, y seguir desarrollando esta frontera, que ha sido lesionada”.

La presidenta de la Cámara también destacó que es necesario el diálogo entre las partes, porque si se resuelven los problemas prioritarios, como el desabastecimiento, la inseguridad y la inflación, las personas dejarían de protestar.

Reiteró que el derecho a protestar está estipulado en la Constitución y tiene que ser de manera pacífica. “Por lo tanto, los organismos de seguridad deben de respetar la protesta pacífica, sin violar los derechos humanos de los ciudadanos que ejercen ese derecho. Las personas que cometan delitos deben ser sancionadas”. (JGH)

La Nación