Se lo llevan en redada y cuatro horas después aparece en la morgue

Tres impactos de bala le quitaron la vida a Rey Useche, luego de que el joven fuera detenido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas en una confusa redada realizada en el barrio José Gregorio Hernández. diariolaregion.net

cicpcaracaibo

Cuatro horas de angustia e incertidumbre vivieron los familiares de Useche, buscándolo en el Hospital Victorino Santaella (HVS), en todos los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y ambulatorios de Los Teques, para finalmente recibir la noticia de que el muchacho habría ingresado sin vida a la medicatura forense de Los Teques.

Presunto ajusticiamiento
En predios de la morgue tequeña, se conocieron más datos de lo sucedido a partir de las 9:30 de la noche, cuando el hoy occiso fue visto con vida por última vez.

Fuentes allegadas al hecho aseguraron que la víctima se encontraba en las escaleras del barrio en compañía de un amigo, cuando apareció una comisión de sabuesos del Cicpc y sin mediar palabra dispararon en contra de ambos, logrando herir a Useche. Cada uno fue detenido y trasladado en una patrulla distinta.

Minutos más tarde el otro sujeto fue liberado, pero se desconocían detalles del paradero del herido, quien presuntamente habría sido amenazado de muerte días antes por uno de los efectivos policiales.
El parte oficial informa que fue trasladado al CDI Che Guevara en el terminal Los Lagos, lo que para muchos resulta extraño, debido a la distancia entre el lugar de su captura y dicho centro, además de que el lugar no es apto para atender emergencias de este tipo.
Piden justicia
Rey Useche se desempeñaba como albañil, y a pesar de que tenía registros policiales, sus conocidos afirman que la versión de un enfrentamiento entre él y los uniformados es totalmente falsa, debido a que simplemente se encontraba conversando a menos de 100 metros de su casa cuando fue capturado.

Sus familiares exigen justicia en este caso, y esperan que el Ministerio Público logre esclarecer los hechos. Este suceso violento deja huérfana a una pequeña de tan solo un año de nacida.