Alcalde de Chacao: Permiten vandalismo y después reprimen a los vecinos

(foto Reuters)
(foto Reuters)

La urbanización Altamira, en el este de Caracas, volvió a ser este miércoles escenario de actos de vandalismo y de violencia por parte de grupos de personas que desde hace un mes protagonizan manifestaciones violentas en esa zona en contra de la gestión del presidente Nicolás Maduro.

La Plaza Altamira y sus alrededores han sido el epicentro de las protestas en Caracas y todas las tardes, desde el pasado 12 de febrero, se convierte en un campo de batalla con enfrentamientos entre la Guardia Nacional  y los manifestantes.

En la jornada del miércoles, un edificio en el que funcionan oficinas públicas y privadas fue atacado por grupos de encapuchados que arrancaron puertas y rompieron ventanas, dejando destrozos en sus locales.

El opositor Ramón Muchacho, alcalde del municipio Chacao,  alertó en su cuenta de Twitter “sobre una dinámica extraña” que se produce en la zona y señaló que “grupos pequeños pero organizados aprovechan protesta para vandalizar” en edificios del Estado “sin que Gobierno lo impida”.

Muchacho, así como los otros tres alcaldes opositores que gobiernan en cuatro de los cinco municipios que conforman Caracas, ha asegurado que los cuerpos policiales municipales no están capacitados y que tampoco está entre sus tareas reprimir las protestas, ante los emplazamientos del presidente, que les ha exigido hacerlo.

“Actos vandálicos sirven de coartada al Gobierno para desprestigiar reclamos del Movimiento Estudiantil en legítima protesta, y atacar a @policiachacao”, aseguró Muchacho, que en otro escrito también acusó a Maduro de permitir la violencia para “desviar la atención de las verdaderas causas de la crisis”.

El alcalde también escribió: “Permiten vandalismo y, acto seguido, GNB (Guardia Nacional Bolivariana) y PNB (Policía Nacional Bolivariana) reprimen a vecinos con gases, perdigones y el uso desmedido de la fuerza pública”.

Fotos EFE y Reuters

Maduro criticó  a Muchacho desde un acto de Gobierno y lo llamó “irresponsable” por no atender el problema de violencia que se ha desatado en el municipio Chacao y lo instó a “entregar la alcaldía” si no puede atenderla.

“Usted resultó, más que un muchacho, resultó un incapaz”, dijo.

El presidente informó que los cuerpos de seguridad del Estado allanaron un local en Altamira donde se encontraron “todos los elementos para la violencia”, un local que supuestamente pertenece al gobierno municipal y que, aseguró, es protegido “por funcionarios de la Alcaldía de Chacao”.

Maduro comentó que acaba de convocar a una “reunión especial del gabinete de seguridad” y que tomará “medidas drásticas” para detener a “todos estos sectores que están atacando y matando al pueblo de Venezuela, todo en el campo constitucional”.

Asimismo, y tras lamentar las nuevas muertes que se han producido en el marco de las protestas, aseguró que las personas que disparan son “militantes del partido Voluntad Popular (…) del fascista Leopoldo López y de policías municipales donde gobierna la oposición”.

“A esta hora en Altamira, están asaltando, destrozando, quemando (…) varias instalaciones de organismos del Estado”, señaló y acusó a la oposición de ser “cómplices y protectores de la violencia”.

Desde hace un mes, Venezuela se ha convertido en escenario de protestas contra el Gobierno que en algunas ocasiones se han vuelto violentas y hasta ahora han dejado más de una veintena de muertos y cientos de heridos. EFE