Américo De Grazia: Con Maduro volvieron las torturas a Venezuela

NP
NP

El diputado a la Asamblea Nacional, Américo De Grazia, rechazó en nombre de La Causa R la desmedida represión que según dijo, ha utilizado el gobierno contra las protestas estudiantiles y ciudadanas que desde hace un mes ocurren en Venezuela. Prensa La Causa R

De Grazia contó que en representación de la unidad acudió junto a otros parlamentarios a los Estados Unidos, donde sostuvieron reuniones en la Organización de Estados Americanos (OEA), el Congreso, universidades y con embajadores.

También presentaron ante la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos, informes realizados por ONG´s que detallan “los abusos cometidos por el gobierno, fundamentalmente sobre los fallecidos y torturados, que son muestra fehaciente del deterioro del régimen de Maduro y el abuso de poder y autoridad”.

En tal sentido, criticó que tras 30 días de protestas de calle, el gobierno siga pretendiendo hacer ver que aquí no pasa nada, “cuando las causas de las manifestaciones siguen intactas, no han desaparecido”.

“Si mañana cesaran las protestas, volverían a repetirse porque los motivos están, en Venezuela las cosas no andan bien, porque un país que tiene el mayor índice de inflación de América y las ciudades con más índice delictivo del continente no anda bien, un país en el que su pueblo tiene que hacer colas de hasta 24 horas para comprar productos básicos no está nada bien”, apuntó.

Además, el también secretario general de La Causa R acotó que la crisis económica que produce cierre de empresas debido a la improductividad, amenaza puestos de trabajo, por lo que el desempleo va creciendo.

“El mundo se ha dado cuenta de lo que ocurre en Venezuela, que no estamos bien en materia económica y tampoco en derechos humanos, pues Maduro ya lleva 10 estudiantes fallecidos del total de 26 muertes, una cifra horrenda, y a pesar de eso él dice dormir tranquilo como un bebé, lo cual lo desacredita aún más porque es un acto de cinismo”, aseveró.

Sin rectificación

Américo De Grazia comentó que hasta la fecha el gobierno no ha dado muestras de querer rectificar, pues mantiene invariable la situación de ilegitimidad en instituciones como el TSJ, la Fiscalía, la Contraloría y el CNE que tienen sus períodos vencidos y el oficialismo se niega a renovarlos.

“No hay signos de cambio, y quieren utilizar el diálogo como un asunto de utilería política y no como una herramienta de solución real, verdadera, para construir una unidad nacional donde todos podamos aportar, cada quien en su rol, porque hay que dejar claro que no le estamos pidiendo ministerios”.

“Pero pretendiendo borrar y hacer invisible a la oposición, incluso dentro de la Asamblea Nacional, donde no respetan las reglas del juego democrático, diciendo que la criminalidad es un asunto mediático o que las colas y la inflación son producto de la guerra económica, no se va avanzar nada”, arguyó.

De Grazia ratificó que las causas del desabastecimiento que sufren los venezolanos tienen que ver con “la estafa por más de 23.700 millones de dólares producto de importaciones fraudulentas que permitió el gobierno, esa es la verdad, como también que la inseguridad tiene que ver con la impunidad”.

“Este es un gobierno que se ha deslegitimado ante la opinión pública nacional e internacional, el gobierno de Maduro se metió un autogol, se descalificó a sí mismo con su incompetencia, sus niveles de corrupción y de represión”, subrayó.

Diálogo con agenda

De Grazia acusó al gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, de la persecución política que estarían sufriendo los dirigentes estudiantiles Darío Graffe de Ciudad Bolívar y Rafael Tirado de Ciudad Guayana.

“Son perseguidos políticos del gobernador, dicho por él en una cadena de radio, eso no contribuye con la pacificación que requiere el país. La represión no es el mejor método para llevar al país por un buen camino, así que condenamos también la acción de la Guardia Nacional en Puerto Ordaz, que incendió la casa de la señora Eva Rodríguez en Los Mangos, cometiendo otro grave exceso”, dijo el diputado.

“En La Causa R insistimos en que puede haber diálogo, pero no de utilería, sino un diálogo con agenda, para profundizar en las causas que han propiciado las protestas y a partir de allí llegar a un entendimiento”, concluyó.