Primero Justicia rechaza categóricamente ataques de Maduro contra el alcalde de Chacao

primero-justicia-300x180

La junta de Dirección Nacional de Primero Justicia, rechaza de manera categórica el acoso del gobierno a los distintos alcaldes de la alternativa democrática, al tratar de involucrarlos en la violencia y vandalismo que se está generando el algunos municipios. NP

Primero Justicia deplora además los ataques de Nicolás Maduro al alcalde de Chacao, Ramón Muchacho. Señor Maduro a quien le quedó grande el cargo fue a usted, al no poder combatir la escasez, el desabastecimiento, la inflación, la violencia y en general la grave crisis que está viviendo el país a causa de su ineficiencia y pésima gestión.
Ha sido público y notorio como grupos violentos han venido actuando en el municipio Chacao, bajo la mirada complaciente de la Guardia Nacional y Policía Nacional, cuerpos de seguridad que mientras se desarrolla el vandalismo en la zona, se dedican a lanzar gas lacrimógeno, perdigones y a causar daños a la propiedad de los vecinos de Chacao.

De igual forma, mientras en Chacao grupos irregulares causan destrozos, la Guardia Nacional y la Policía Nacional se dedican a reprimir a los manifestantes y estudiantes que de manera pacífica reclaman por sus derechos.
Desde Primero Justicia se reitera que el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho está las 24 horas trabajando en resguardo de la seguridad los vecinos y que quienes generan la violencia dentro del municipio son los grupos irregulares que cuentan con la anuencia de los cuerpos de seguridad del Estado.

Ramón Muchacho y los alcaldes de la alternativa democrática están comprometidos con la paz y la democracia. Exigimos al gobierno nacional controlar, desarmar y desarticular a los grupos violentos que se infiltran en las manifestaciones pacíficas y que están generando daños y destrozos en los municipios. De igual forma se emplaza a Nicolás Maduro a controlar a los grupos armados que se han formado y apoyado desde el mismo gobierno. Ya es hora de la paz. Las protestas pacíficas y sociales continuarán porque nos merecemos un país de progreso y oportunidades para todos por igual.