Gobierno moviliza más de 20 mil policías para contener manifestaciones

EFE/Referencial
EFE/Referencial

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desveló hoy que se han movilizado más de 20.000 agentes de la Guardia y la Policía Nacional para contener más de 500 eventos violentos desde hace un mes, y dijo que todos los muertos son de la “violencia guarimbera” (de las barricadas y disturbios).

Maduro señaló que han sido detenidas 1.529 personas desde el pasado 12 de febrero, cuando comenzaron las protestas, de los que quedan en prisión 105 acusados de delitos como homicidio y “terrorismo”.

“Todos los casos de personas fallecidas asesinadas, todos los casos son imputables a la violencia guarimbera, todos desde el primero hasta el último”, dijo el mandatario.

Añadió que se han contabilizado “más de 500 eventos violentos simultáneos durante estas cuatro semanas que empezaron en 18 municipios todos gobernados por la oposición” y que, señaló, hoy quedan circunscritos a 2.

“En esos eventos nosotros hemos movilizado para mantener el orden público y la protección de la ciudadanía (…) 20.547 funcionarios de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional”, señaló.

El jefe de Estado dijo que estos cuerpos han estado recibiendo durante estas cuatro semanas “ataques de bala” y que hay 68 guardias heridos, la mitad de ellos por disparos.

Maduro señaló que los episodios de violencia que se han traducido en hechos de vandalismo en diferentes partes del país son responsabilidad de “bandas planificadas, entrenadas, bien financiadas y bien armadas para atacar” y “crear el caos” y no pacíficos manifestantes, al recordar la destrucción de edificios y bienes públicos.

El gobernante indicó que las 105 personas privadas de la libertad tienen cargos en su contra por haberles encontrado de armas de fuego, explosivos C-4, planes criminales, terroristas y otros.

Maduro aseguró también que hay 21 funcionarios de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional detenidos con cargos de exceso en el uso de la fuerza, incluidos unos agentes de este último cuerpo a los que, dijo, “le entró como la loquera y le estaban dando una paliza a un ciudadano que estaba metido en una protesta”.

Los agentes “están presos, están enjuiciados y van a quedar en la cárcel”, señaló el presidente venezolano, al igual que los ocho funcionarios detenidos por los tres muertos del 12 de febrero.

Venezuela sufre una oleada desde hace más de un mes contra las políticas del Gobierno de Maduro que en algunos casos han degenerado en hechos de violencia con un saldo de 28 muertos, más de 350 heridos y más de 1.500 detenidos, en su inmensa mayoría liberados con medidas cautelares.EFE