La nueva foto del príncipe George a sus ocho meses recorre el mundo

Los duques de Cambridge han protagonizado un nuevo retrato oficial con su bebé, el pequeño príncipe Jorge de Inglaterra, que ya tiene ocho meses. Kate Middleton, de 32 años, y Guillermo de Inglaterra, de 31, han posado junto a su hijo en el alféizar de la ventana del apartamento 1A del Kensington Palace. El encargado de captar a la pequeña familia perteneciente a la Casa Real británica ha sido el fotógrafo Jason Bell, en quien ya confiaron los duques de Cambridge para que hiciese las fotos del bautizo de su primer hijo. La fotografía ha protagonizado la portada de numerosos periódicos británicos. Esta imagen en realidad se realizó a mediados de marzo pero es ahora cuando se ha hecho pública, poco antes de que los duques de Cambridge comiencen un viaje oficial en abril a Nueva Zelanda y Australia. zeleb.es

(foto AFP)
(foto AFP / Jason Bell)

El príncipe Jorge se distrae con Lupo

El pequeño miembro de realeza británica, al que por cierto cuida una niñera española, es todo ternura. El bebé aparece sonriendo pero, en vez de mirar hacia la cámara, está muy concentrado en observar a su compañero, el otro protagonista de la foto, que es nada menos que el perro de la familia real Lupo. Jorge lleva un mini jersey en color azul con su nombre plasmado. La duquesa le coge entre sus brazos y sonríe a la cámara, mientras que Guillermo de Inglaterra coge al perro con la mirada puesta igualmente en el objetivo. La foto coincide en el tiempo con el Día de la Madre, el primero para Kate Middleton que, según fuentes cercanas, está muy emocionada por esta fiesta y con el primer viaje oficial de toda la familia al extranjero.

Primera imagen desde el bautizo

Se trata de la primera fotografía que se hace pública desde el bautizo del pequeño príncipe Jorge. Ese día los duques de Cambridge también posaron con su hijo en brazos. Al pequeño de la familia le vistieron para la ocasión según una tradición que la Casa Real británica sigue desde 1841. Ese año fue cuando la reina Victoria usó ese mismo traje para el bautizo de su primera hija. El bautizo del príncipe Jorge fue además una fecha muy especial por que unió a cuatro generaciones de la familia Windsor.