Padre del estudiante apuñalado dice que GNB y paramilitares atacaron viviendas en Maracaibo

1-2 EMEnfrentamientoPalaima

 

Yuri Hernández vive en la urbanización La Trinidad frente a residencias Palaima en una casa que comparte con sus hermanos e hijo de 19 años Fabricio Hernández. Este último ingresó la tarde del pasado jueves con heridas punzopenetrantes al hospital militar el pasado jueves por la noche, luego de los ataques que sufrió junto a su padre al igual que otros vecinos de la zona, de parte de efectivos de la GNB y los denominados colectivos armados.

Hernández refiere en una entrevista para Biendateao.com que los irregulares vestidos de civil se saltaron la cerca de varias casas de la urbanización en las inmediaciones de Palaima y comenzaron a acusar de guarimberos y amenazar de forma violenta a los vecinos de la urbanización, ante la mirada indiferente de efectivos militares que acompañaron a estos grupos de terror.

El trabajador gráfico manifestó que fueron obligados a salir de sus casas por la acción de las bombas y que el grupo de colectivos armados irrumpió en su vivienda con un hacha para romper las puertas, palos y piedras. Reiteró que fue entregado a la Guardia Nacional mientras su hijo recibió heridas en el cuello, la oreja, la espalda y el pecho.

“Lo salva un GNB que dio la orden que lo dejaran así y posteriormente fue llevado al Hospital Militar ubicado en la avenida Fuerzas Armadas, sin embargo yo quedo detenido mientras saquearon mi casa, se lo llevaron todo y la dejaron destrozada, reclamé la acción de los grupos vandálicos y me respondieron que me lo merecía por guarimbero”.

El vecino de La Trinidad manifestó que su hijo está fuera de peligro, con heridas que ameritan tratamiento, pero sin embargo pretendían sacarlo del hospital militar para trasladarlo hasta el CORE 3, por el delito de vivir en las inmediaciones de una Guarimba. Hernández señaló que ante lo delicado de la situación tuvieron que llevar a su hijo hasta una clínica privada donde es resguardado por la familia.

Al igual que otros vecinos afectados, Hernández considera que los colectivos armados volverán a atacar en cualquier momento e instó al gobernador Francisco Arias Cárdenas y al jefe del CORE 3 en el Zulia, general Manuel José Graterol, para que expliquen a los zulianos por qué fueron atacadas las familias de La Trinidad de esta forma tan cruel y despiadada.

Hay gráficas y videos que certifican el trabajo en conjunto llevado a cabo por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y paramilitares protegidos por el gobierno, convirtiendo las inmediaciones de la avenida Guajira en una peligrosa zona de guerra, donde fueron incendiados cerca de 17 vehículos, saqueos en diferentes residencias, amenaza de violación a las mujeres que salían a protestar, así como uso de armas largas y cortas, bombas lacrimógenas y granadas.

Justo Noguera, comandante de la GNB negó sin embargo que civiles armados ingresaran junto a efectivos militares de ese cuerpo a las casas de La Trinidad para cometer destrozos y saqueos, sin embargo usuarios del Twitter lograron hacer viral documentos gráficos de la barbarie imperante contra los ciudadanos de esas zonas residenciales por parte de esta nueva modalidad de ataque en Venezuela.

El general Justo Noguera, aseguró que de existir pruebas de estos hechos, él mismo destituirá a Manuel Graterol, comandante del Core 3