Protesta de luto en el Zulia

“Roberto, hermano, tu lucha no fue en vano”, gritaba una y otra vez el grupo de marchistas al llegar a las adyacencias de la Funeraria del Zulia. Al ingresar a las instalaciones de las capillas velatorias y frente a la familia Annese-Gorin, los jóvenes entonaron las notas del himno nacional entre sollozos. laverdad.com / Verónica Albarrán

(foto Jhair Torres)
(foto Jhair Torres)

Minutos antes, los manifestantes de luto emprendieron su caminata desde el conjunto residencial Las Torres del Saladillo, desde donde muchas veces Roberto Annese protestó junto a la “resistencia” del sector. Las banderas al revés, en señal de reclamo, las consignas y las lágrimas se observaban y se escuchaban a lo largo del recorrido.

“Vamos pa’ lante”, vociferaban al unísono. Ese era el lema de Roberto Annese, tal y como lo cuentan quienes llevaban casi dos meses en las actividades de calle junto a él. Mariana Sulbarán, estudiante de Psicología, recordó que el joven fallecido soñaba con una Venezuela libre de delincuencia. “Un día me dijo que prefería morir luchando por el país que perder la vida en manos de un atracador”.

La universitaria aseguró que el dolor que hoy los embarga, los fortalece para continuar con las protestas a nivel nacional. “Hay que seguir luchando por Roberto y por todos los que han caído. Él siempre estuvo resistente. No tenemos miedo, ahora somos más fuertes”.

La despedida

“Se ha ido mi luz”, exclamó con voz entrecortada María Annese Gorin, progenitora de Roberto, al tiempo que expresaba su esperanza de que la muerte de su hijo no fuese en vano. La dama describió los últimos minutos con su ser querido.

“Justo antes de irse de la casa el viernes me pidió que lo abrazara, era como si presintiera que no nos íbamos a volver a ver. Muchas veces le pedí que dejara de protestar, pero él, muy decididamente, me decía: ‘no, mamá, yo tengo que luchar por mi patria, por mi familia y por todos los que sueñan con un mejor país’”.

Annese Gorin rechazó las muertes violentas que a diario se registran en Venezuela, lamentó que le haya tocado sumarse a la lista de madres de este país que hoy lloran la muerte de sus hijos.

 

“Espero que la muerte de Roberto no sea en vano y a Dios le pido que no sigan muriendo jóvenes venezolanos. Es un dolor inmenso”.

María Teresa Annese Gorin. Madre de Roberto Annese