Voluntad Popular: Sistema Biométrico de Alimentación es un engaño

Ante el inicio del proceso de registro digitalizado por la vía biométrica del Sistema de Abastecimiento Seguro que funcionara en los establecimientos de la Misión Alimentación, los jóvenes activistas de Voluntad Popular en el estado Zulia acudieron al supermercado Abasto Bicentenario, ubicado en la avenida 5 de Julio de Maracaibo, donde entregaron volantes y conversaron con los ciudadanos que permanecían en cola para adquirir los productos de primera necesidad.

El responsable juvenil del partido progresista, Luis Díaz, aseguró que con este sistema el Gobierno nacional busca regular y controlar la cantidad de alimentos que pueden consumir los ciudadanos. “El Sistema Biométrico solo abarcará a los supermercados estatizados, dejando por fuera a los supermercados privados. Con este nuevo sistema nos queda claro que al Ejecutivo nacional no le interesa que la inversión privada prospere”, afirmó.

Díaz señaló que el desabastecimiento y la escasez de productos de primera necesidad no se solucionará con la implementación del Sistema de Abastecimiento Seguro, porque ya el Gobierno nacional quiso implementarlo en el año 2010 y lo descartó, por todas las fallas de este sistema.

“Usando la huella digital de cada persona para comprar alimentos no se soluciona la escasez. El régimen nos quiere hacer creer que los culpables del desabastecimiento somos nosotros, cuando el verdadero problema está en la frontera del país y en las políticas erradas en el área económica, no necesitamos que el Gobierno despilfarre 20 millones de bolívares y un millón 200 mil dólares en este sistema que no va a funcionar”, explicó.

El responsable juvenil de la tolda naranja solicitó al Gobierno nacional incrementar la producción nacional para que en los supermercados existan ofertas de productos que cubran la demanda y que controle realmente el contrabando fronterizo. “El Gobierno quiere que la gente esté haciendo colas para que no vean la realidad de lo que está pasando. Tenemos que seguir en las calles de forma pacífica exigiéndole al presidente Nicolás Maduro que active el aparato productivo, se incremente la producción nacional y todos los productos sean con el sello de Hecho en Venezuela”, subrayó.

“Hablan de Patria, pero cada día estamos más pobres”

Desde la madrugada los ciudadanos tienen que hacer largas colas en los supermercados de la ciudad para poder comprar los productos de primera necesidad.

Marcos Olave, trabajador de PDVSA Gas, quien permanecía en la cola de Abastos Bicentenario rechazó la implementación del Sistema Biométrico de Alimentación. “Hablan de Patria, pero cada día estamos más pobres y tenemos que hacer más colas. Queremos que el Gobierno solucione este problema y que el país comience a echar pa´lante”, dijo.

Por su parte, la señora Doris Rojas, afirmó que el Ejecutivo nacional es el responsable que tantas familias en el país estén pasando hambre. “Tengo una herida en mi pierna y aun así tengo que hacer cola, en mis 56 años primera vez que veo que tengamos que pasar tantas calamidades para adquirir comida. Dos kilos de arroz para una familia de seis personas es insuficiente, tengo 18 nietos y para alimentarlos todos en la casa tenemos que hacer cola, con ningún partido político en el país vivimos esta situación. En la cuarta república éramos felices”, apuntó.

Los ciudadanos denunciaron que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en complicidad con otras personas se dedican a vender los puestos en las colas. “Es lamentable que el presidente Nicolás Maduro tengan a uno sufriendo por la comida, mientras que los guardias con los bachaqueros vendan los números en la cola”, aseveró Nelson Rafa.


Comunicaciones Voluntad Popular Zulia