Blyde: Deplegados nuevos puntos de control en El Cafetal

alcalde_dialogo_2

El alcalde de Baruta Gerardo Blyde anunció hoy lunes que fueron desplegados siete puntos de control en El Cafetal, tras los hechos violentos del domingo y advirtió que desde hace unos días se vienen produciendo protestas poco usuales en el municipio, como las de esa parroquia, donde pareciera que “hay grupos colocados” que incentivan la violencia.

“Siempre he dicho que la protesta es válida, que en Venezuela hay mil razones para protestar, pero tiene que ser pacífica y no puede entorpecer los derechos de otros”, aseguró el Alcalde, quien recordó que desde el pasado 12 de febrero han habido muchas manifestaciones, marchas y concentraciones en Baruta, todas pacíficas, resguardadas por la policía y sin hechos que lamentar.

Sin embargo, insistió, cuando estos pequeños grupos, que no ceden ante las mediaciones, se activan, se dispara la espiral de violencia y suceden hechos como los ocurridos ayer en El Cafetal, agregó.

“Nuestra policía municipal está, como ha estado siempre, para proteger la vida y bienes de todos los baruteños, sin distingo alguno. Y sus funciones están enmarcadas en la prevención y control del delito”, destacó Blyde, al aclarar una vez más que los funcionarios municipales no tienen competencia para dispersar manifestaciones, ni pueden intervenir cuando entra a la jurisdicción un órgano de seguridad nacional.

Una de las herramientas de la Policía Municipal de Baruta –reiteró- es persuadir y ha estado trabajando en esa mediación, junto a Protección Civil, Salud Baruta y las autoridades de la Alcaldía, “pues queríamos evitar justo lo que pasó ayer: bombas lacrimógenas y enfrentamientos”.

Blyde rechazó también los excesos por parte de las fuerzas públicas contra manifestantes e insistió a sus vecinos en manifestar sin violar los derechos de los otros”.

Por otra parte, en el Programa Vladimir a la 1 de Globovisión, el Alcalde le exigió al Gobierno decretar una amnistía a los más de 2.000 estudiantes que tienen procesos judiciales abiertos, como una muestra de que realmente quiere la paz.

“Las palabras tienen que estar acompañadas por hechos”, aseguró. “Nicolás debe entender que la crisis es profunda y debe darle señales de cambio a los jóvenes, no a los políticos, a los jóvenes que están protestando”.