Debate sobre paz y democracia en Venezuela entra en Parlamento de Mercosur

mercosur

La discusión sobre la paz y la situación de la democracia en Venezuela entró hoy con fuerza en el Parlamento del Mercosur (Parlasur), en la primera sesión plenaria del cuerpo en la que participaron representantes del país caribeño como miembros de pleno derecho.

Las habituales discusiones técnicas y bajas de intensidad del Parlamento formado por representantes de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela cobraron un inusitado tono político que dio pie a un debate sobre la situación de la democracia, la legitimidad del Gobierno de Nicolás Maduro y supuestos intentos para desestabilizarlo.

El cruce entre los legisladores llegó a ser bastante acalorado, particularmente entre el diputado uruguayo del Partido Nacional Pablo Iturralde y los diputados oficialistas venezolanos, con una serie de interrupciones y gritos inusitados en el Parlasur.

La diputada venezolana Blanca Eekhout inició la discusión sobre los sucesos registrados en su país en las últimas semanas apuntando que es “esencial para el Mercosur” tratar este tema porque la “agresión sufrida” por Venezuela “es un daño para la democracia de la región”.

Eekhout denunció la “violencia criminal, la guerra psicológica y el terrorismo mediático” dirigido contra el Gobierno de Maduro a través de las marchas y manifestaciones surgidas en su país que ya se han cobrado 39 vidas como “un asunto sobre el que deben deliberar todos los ciudadanos del continente”.

La legisladora culpó a la “agenda de la derecha” por estos sucesos, orquestados por EE.UU. con el fin de atacar a uno de los países más activos en la “lucha por la integración latinoamericana”.

En el polo opuesto se ubicó el diputado uruguayo Iturralde, quien instó a la puesta en marcha de forma inmediata del Observatorio de la Democracia del Parlasur para que acuda a Venezuela y que en ese país se “instaure un diálogo” para que no “sigan muriendo seres humanos ni violentándose los derechos humanos”.

“La vida es la más sagrada de la libertades, no les pido que censuremos a nadie, pero reclamo mis derechos para que efectivamente podamos cumplir con el deber de ir Venezuela y que podamos construir un diálogo para la verdadera paz, de toda América Latina”, dijo.

Por su parte, el diputado opositor venezolano Pedro Pablo Fernández coincidió en señalar como un “problema del Mercosur” la democracia en Venezuela, si bien apuntó que allí sus enemigos reales no son “los grupos que quieren tumbar al Gobierno” sino la “falta de respeto a la Constitución del Ejecutivo” y su intento de “instaurar una hegemonía”.

“No dejan de repetir cuántas elecciones ganaron. Pero el problema arranca cuando ganan y para ellos ser 50 mas 1 es igual a 100, y la oposición, que son 50 menos 1, es igual a 0”, señaló.

Así, pidió la inclusión del Mercosur y la instauración del Observatorio en Venezuela de forma urgente porque allí la situación está “degenerando en problemas que tendrán consecuencias para el pueblo venezolano”.

En los intercambios fueron mayoritarias las intervenciones de diputados de todos los países del Mercosur que defendieron la postura del Gobierno de Nicolás Maduro y su defensa del país ante “una acción golpista”.

“Si se quiere levantar la bandera de la paz en Venezuela, hay que defender la institucionalidad legítima de Maduro, y después se habla de todo lo demás”, apuntó el exvicecanciller uruguayo y hoy senador Roberto Conde al finalizar el debate.

Además del debate sobre Venezuela, la sesión plenaria del Parlasur también aprobó una reforma de su reglamento para habilitar la celebración de teleconferencias y aprobar resoluciones en situaciones especiales pese a la falta de quórum, para agilizar sus trámites e incrementar su ritmo de trabajo.

Los representantes del Parlasur son elegidos por los Parlamentos de cada país miembro, salvo en el caso de Paraguay, donde son elegidos directamente por la población.

EFE