En 2013 se reportaron en el país 1.350 secuestros

Nairobi Pinto, secuestrada este domingo
Nairobi Pinto, secuestrada este domingo

Este domingo se registró otro secuestro en Venezuela. La jefa de corresponsalías del canal de noticias venezolano Globovisión fue secuestrada en Caracas por hombres armados y encapuchados, informó el lunes el padre de la periodista Este es uno de los delitos que azotan a la sociedad venezolana, y según cifras extraoficiales durante el año 2013 se reportaron 1.350 secuestros. 

Por FABIOLA SANCHEZ, Associated Press

El coordinador de la mesa de seguridad del bloque opositor, Luis Izquiel, afirmó que el secuestro ha tenido un auge en los últimos años en Venezuela debido a la creciente impunidad que hay en el país, las “fallas del sistema judicial”, lo lucrativo del delito y el “poco riesgo” que representa para los delincuentes frente a otros crímenes como el robo.

Izquiel dijo a AP en entrevista telefónica que según cifras extraoficiales el año pasado se reportaron en el país 1.350 secuestros, pero aseguró que el grueso de los raptos no se denuncian y forman parte de las “cifras negras” debido a “la falta de credibilidad que hay en las instituciones, principalmente las instituciones policiales y también en el sistema de justicia.”

El analista indicó que en el país no hay cifras oficiales de secuestro porque las autoridades no las divulgan desde hace varios años.

El tema de la criminalidad, que es el principal problema que agobia a los venezolanos, adquirió más notoriedad en enero tras el cruento homicidio de la popular actriz y ex Miss Venezuela Mónica Spear, quien fue asesinada junto a su pareja dentro de un vehículo en una carretera del centro del país. En el incidente la hija de la actriz, de cinco años, resultó herida de bala en una pierna.

El alto índice de delincuencia ha sido junto con la galopante inflación y el desabastecimiento de algunos productos básicos las razones de las manifestaciones que desde hace más de un mes y medio se registran en Caracas y otras ciudades.

Nairobi Pinto fue raptada la tarde del domingo por dos hombres armados y con el rostro cubierto que la interceptaron en la entrada del edificio donde reside -en el oeste de la capital- y la obligaron a abordar un vehículo sin que se conozca hasta ahora su paradero, dijo Luis Pinto.

“Por dentro llevo un candelero de preocupación, no de rabia sino de impotencia, ante una situación en la que tú no sabes a qué se debe”, indicó Pinto a la emisora local Unión Radio al pedir a los secuestradores que liberen a su hija.

Agregó que hasta el momento no han recibido ninguna llamada de los secuestradores y dijo que confía en los “pasos de las autoridades policiales” para dar con el paradero de su hija. “Tengo toda la fe del mundo, confío en que las autoridades van a resolver este caso”, agregó.

The Associated Press solicitó a Globovisión una reacción pero no hubo comentarios de momento.

El secuestro de la periodista coincidió con el homicidio de los ciclistas Gustavo Giménez y Luis Daniel Gómez, cercanos a dos importantes dirigentes opositores, que fueron asesinados el sábado en el parque nacional Waraira Repano, ubicado al norte de la capital.

Giménez era hermano de Mariana Giménez, exesposa del alcalde opositor del municipio capitalino de Sucre, Carlos Ocariz. Gómez era un amigo cercano del dirigente Leopoldo López, quien permanece detenido desde febrero en una cárcel militar acusado de promover actos violentos durante una manifestación opositora.

Las autoridades policiales no han emitido declaraciones sobre ambos casos.

Venezuela es uno de los países más violentos de la región con una tasa de homicidios que según registros oficiales está en 39 por cada 100.000 habitantes, pero que de acuerdo con cálculos de la organización Observatorio Venezolano de Violencia cerró el año pasado en 79 por cada 100.000 personas.